Los Mignini y un año inolvidable en Kimberley

Mariano, entrenador del equipo de campeón del fútbol local, y su primo Luciano, dirigente, repasaron la coronación del “Dragón” y proyectaron el 2017

Por Redacción

miércoles 21 de diciembre, 2016

Kimberley cerró un 2016 inolvidable, luego de consagrarse como campeón anual del fútbol de Mar del Plata y alcanzar a Quilmes como el más ganador de la historia de la ciudad con 15 títulos. El “Dragón” se adjudicó el Clausura y luego le ganó la final del año a Banfield, para cerrar el año de la mejor manera.

Mariano Mignini, entrenador del equipo que también milita en el Federal B, y su primo Luciano Mignini, directivo, realizaron el balance de un año altamente positivo para el Dragón”. “En lo personal, después de la final con River me cayeron las fichas. La gente grande del club festejando, los chicos de las inferiores, los hinchas, la familia… Todo eso me hizo dar cuenta de lo que significaba salir campeón”, expresó Mariano.

Por su parte, Luciano indicó que  “es una satisfacción doble. Ver toda esa gente grande emocionada y festejando fue una de las alegrías más grandes de todas. Personalmente, yo lo vivo como hincha. Voy a la cancha desde que mi abuela me empezó a llevar y salir campeón con Mariano de técnico es increíble. Además de mi primo, es mi amigo. Llevamos mucho tiempo viviendo cosas más allá de lo que es Kimberley y su carrera.

- Mariano, ¿lo comparás con otro momento de tu carrera como jugador?

(Mariano) Sí, me acordaba de cosas en el momento de los festejos, como cuando con Aldosivi conseguimos una plaza para jugar en la B Nacional después de esas finales contra Alvarado, también el ascenso con Chacarita… Pero viviéndolo desde el lado de técnico es totalmente diferente. Uno no puede ponerse a la misma altura que el jugador por más que quiera. Por eso dejamos que ellos festejen a su manera y que tengan su privacidad.

- ¿Cómo hicieron para mantener enfocado al grupo durante tanto tiempo?

-(Mariano) Tratamos de pautar objetivo a corto plazo. El tema de los objetivos era tratar de pasar los fines de semana lo más airosos posible tanto en el Federal como en la Liga Local. Que nos haya ido bien también ayudó al trabajo y a la convivencia. Con respecto a mantenerlos atentos, no les miento a los jugadores, les digo las cosas que voy viendo y que quizás el jugador no las ve. Si el jugador está para jugar hay que decirle. Y si no, explicarle los motivos para que pueda mejorar.

-- ¿Notaste un crecimiento importante de los jugadores con respecto al año pasado?

-(Mariano) He visto crecimiento en todos. Los más sorprendentes han sido los casos de Cebada, Barreiro y Fares. Fueron pilares importantes y estamos hablando de dos chicos de 19 años. Para nosotros es un placer trabajar con ellos y ver que con tan corta edad responden como lo hacen da placer.

- ¿Qué balance hacés de este 2016 desde los logros?

-(Luciano) Lo vivimos con una gran alegría. Cada vez que empieza un año nos preparamos para que sea bueno más allá de los resultados. En cuanto a resultados estamos seguros que fueron estupendos pero hay que ver cómo los alcanzamos. Fueron en un clima óptimo, con mucho compañerismo por parte de cada división. No hemos tenido grandes problemas, ya sea con los chicos como con los grandes. Todos jugamos para ganar pero al club no le va a cambiar ganar la Copa Challenger por un punto. En las divisiones inferiores, lo mismo. Nosotros planteamos que sean protagonistas, que tengan un buen comportamiento y que los chicos sean bien formados para que se sigan yendo a Buenos Aires. La citación de Cejas es un ejemplo. Quitando los jugadores que van por parte de Aldosivi, creo que la última vez que había ocurrido algo así había sido con el padre de Solaberrieta, también por parte de Kimberley. Pero lo mejor es haber transitado un año sin grandes inconvenientes. Es lo que nos demuestra que hacemos las cosas bien.

- ¿Cómo viste el crecimiento de Mariano?

-(Luciano) La verdad es que pienso que Mariano ha cambiado mucho desde el primer día que decidió ser técnico a lo que es ahora. Él tenía un sueño que era jugar y vivir del fútbol y lo consiguió. En la intimidad me decía en broma que iba a estar un año y se iba a ir. Más allá de renegar por una cosa u otra le fue tomando el “gustito” y le interesa mucho más. Cuando arrancó a dirigir decía que no iba a aguantar mucho. Mi deseo es que cada vez se lo tome con más ganas y se quede siempre en Kimberley.

- Entonces hay "Gato" para un tiempo más...

-(Mariano) El año que viene si, después no sé. Ahora no pongo plazos ni nada. Voy viviendo el día a día. Una de las cosas que jamás había pensado era dirigir la primera división de Kimberley y mucho menos salir campeón. No me voy poniendo metas en relación a mi carrera. Este año fue durísimo, nos creó un desgaste bárbaro pero a la vez estuvo muy bueno. Con el plantel hubo un ida y vuelta muy bueno y con el cuerpo técnico era como si nos conociéramos de siempre.

- Se acaba de terminar un año muy largo y dependiendo de lo que suceda con la Copa Argentina puede llegar a arrancar pronto la preparación para el 2017, ¿cómo lo vas organizando?

- (Luciano) El tema de la Copa Argentina no es que sea un problema organizativo pero sí nos cambia un poco las cosas. El equipo necesita descanso, pero es algo que nosotros no podemos evitar porque lo estipula el Consejo Federal. La fecha está determinada para el 22 de enero, en principio. Por nuestra parte vamos a encararlo de la mejor manera posible para intentar dejar a Kimberley en lo más alto posible. Pero no te voy a mentir, para nosotros lo ideal es que no se juegue, que los jugadores tengan las vacaciones que se merecen y empezar a principios de febrero y no parar hasta fin de año.

 


Comentarios