Provincia desmiente despidos arbitrarios en la Policía Local

258

El Ministerio de Seguridad de la Provincia aseguró que los cinco despidos de los cadetes de la Policía Local de Mar del Plata registrados pocas semanas antes del egreso, no fueron arbitrarios, sino que responden a distintas evaluaciones que se fueron realizando a lo largo de toda la formación.

El sábado pasado, trascendió la denuncia de cinco cadetes de la Policía Local que indicaban que fueron despedidos de dicha fuerza pocos días antes del egreso y “sin motivo”, luego de cursar y aprobar las veintiún materias de las que consta el curso de preparación, por lo que decidieron judicializar los despidos y presentar recursos de amparo con el objetivo de evitar que se decrete la baja.

Mirá también:  Para el Gobierno, "no hay plazos" para la vuelta del tren a la ciudad

Según precisaron a El Marplatense desde el Ministerio, se detectaron “alteraciones psicológicas” esos cinco hombres que podrían “poner en riesgo” la integridad física de terceros e, incluso, de ellos mismos. En tanto al cuestionamiento de los cadetes, quienes no entendían cómo se los consideró “aptos” al momento de la inscripción y “no aptos” poco antes de finalizar el curso, indicaron que el vínculo generado a lo largo de toda la formación permitió observar estas anomalías en las conductas.

A través de una junta médica, se evaluaron las distintas situaciones que los formadores consideraron pertinente comunicar a los médicos para que analicen. En estos cinco casos, se comprobaron las sospechas sobre las anomalías conductuales que presentaban estos jóvenes.

Mirá también:  Aprehendieron a una travesti con diez envoltorios de cocaína

Si bien este tipo de evaluaciones contempla cuestiones como la interacción grupal y el nivel de concentración que cada cadete es capaz de alcanzar y sostener, se hace particular hincapié en el desarrollo del uso del arma, dados los riesgos que implica que una persona no apta circule armada.

En cuanto al “licenciamiento provisional” que rige sobre los cinco hombres, indicaron que responde a una “cuestión administrativa” que terminaría indefectiblemente en la baja de los cadetes y su alejamiento definitivo de la fuerza policial.

 


 

Comentarios

comentarios