Efectivos policiales y personal de Inspección General realizaron allanamientos junto a la fiscal Graciela Trill en viviendas de las calles Jujuy al 700 y Olazábal al 500, en el marco de una causa por el delito de promoción de la prostitución ajena.

También intervinieron personal de Migraciones, Gabinete Psicológico de la secretaría de la Mujer, efectivos de la DDI. El procedimiento se llevó adelante por orden del Juzgado de Garantías Nº 4 -a cargo de Juan Francisco Tapia-.

Se constató la presencia de una mujer en cada uno de los domicilios y en la vivienda de Olazábal se procedió a la detención de quien regenteaba el privado y se secuestró un arma de guerra (calibre 635, semiautomática), sin la debida autorización legal, además de una gran cantidad de dinero en efectivo, pesos y dólares.

Mirá también:  En Playa Serena, aseguran que “han quedado muchísimas calles sin hacer"

Se procedió a la clausura del lugar, por infringir las normas de higiene, seguridad, salubridad y estructurales, elevándose las actuaciones al juzgado municipal de faltas. La vivienda de calle Jujuy hacía dos años que estaba ocupada sin pagar el alquiler al propietario. Las actuaciones fueron labradas por el personal del recientemente creado Departamento de Control del Espacio Público, dependiente de Inspección General.

 


Comentarios

comentarios