Un joven alcoholizado protagonizó esta mañana un fuerte choque en Gascón y Buenos Aires con una camioneta y se dio a la fuga. A los pocos metros del hecho, sin embargo, fue sorprendido por un efectivo vestido de civil que logró interceptarlo. “Estaba muy borracho. Estaba pasado”, aseguró a El Marplatense el conductor del rodado que recibió el impacto.

El hombre que fue víctima del siniestro señaló que viajaba con sus hijos y que sufrió el choque en una de las puertas de los acompañantes traseros. “Mi auto dio un trompo y lo que atiné a hacer fue dar marcha atrás y tratar de pedirle los datos pero fue imposible”, aseguró.

Mirá también:  Arroyo sobre el 25 de Mayo: "Normas y leyes son los únicos mandamientos"

Tras cometer el choque, personal de tránsito realizó el test de alcoholemia al joven y constató que circulaba con 1,31 gramos de alcohol en sangre. “Se quiso dar a la fuga, y entonces un policía civil lo interceptó y se bajó. Estaba muy borracho. Estaba pasado. Yo estaba tratando de calmarlo, y él seguía injuriándome. No se disculpó en ningún momento”, indicó.

“Cuando se bajó del auto, empezó a amenazar y a golpear el auto del oficial. Este muchacho se subió al auto y yo me puse enfrente para que no se escape, entonces pone primera, me toca, y me empieza a pechear y a decir cualquier barbaridad”, agregó la víctima del siniestro, quien sintetizó: “Sinceramente, fue una situación muy fea”.

Mirá también:  Persisten los microbasurales en el Puerto: "La gente es muy irresponsable"

 


 

Comentarios

comentarios

Compartir