Hace rato que Leonardo Gutiérrez tiene decidido que la actual será su última temporada como jugador de básquet. El próximo lunes, con una conferencia de prensa convocada para las 18,30 en Peñarol, el capitán lo anunciará oficialmente. Será un día extraño para todo el básquet argentino y no es para menos: se despide el jugador más ganador de la historia de la Liga Nacional (10 títulos), el que más partidos jugó, el que convirtió 15 triples en un partido y el que más “bombazos” metió desde que se inició la competencia.

Más allá de los números indiscutibles del campeón olímpico en Atenas 2004, sus entrenadores y sus propios compañeros siempre resaltaron el liderazgo del cordobés. “Es el líder más grande que he dirigido”, suele recordar Sergio Hernández, cada vez que le toca hablar de Gutiérrez.

Mirá también:  Con récord de inscriptos, el sábado vuelve el fútbol barrial

Si Peñarol logra asegurar la permanencia, los próximos cinco partidos serán los últimos de Leo Gutiérrez como basquetbolista profesional. A los 38 años, se irá como una verdadera leyenda, luego de una temporada en la que las lesiones lo respetaron poco y nada. “Ya terminé mal el año pasado y empecé mal éste. Tuve una racha de lesiones. Pero son circunstancias del cuerpo, de la vida, de los años… A veces no te aparecen nunca y a veces te aparecen siempre. Yo estuve 20 años sin lesiones, sin desgarros, y de un momento para el otro me empecé a desgarrar. El desgaste que tienen los músculos es importante”, le dijo hace casi dos meses a El Marplatense.

 

Mirá también:  Zeballos bajó cuatro puestos en el ranking y espera debutar en Ginebra

Comentarios

comentarios

Compartir