El intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, no descartó algunos “problemas” a futuro en la relación con el Gobierno bonaerense, luego de haber firmado un aumento salarial para los trabajadores municipales que casi duplica el 18 por ciento que fue sugerido desde la administración de María Eugenia Vidal.

Puede ser que tenga algún problema, pero en el medio de esta disputa está la gente y los trabajadores. Realmente llevar los valores a un salario digno es un orgullo para nuestra gestión”, sostuvo el jefe comunal geselino en los estudios de Radio Mitre Mar del Plata, que sentenció: “Siempre dijimos que el recorte no lo íbamos a hacer sobre los trabajadores”.

Mirá también:  PAMI: preocupa a los Municipios la falta de recategorización de hospitales

Barrera, identificado con el Frente Para la Victoria, ya ha protagonizado en distintas oportunidades rispideces y diferencias con el gobierno de Vidal. “Quise reunirme con ella y no me recibe, me pregunto si ese es el cambio que proponen”, había apuntado en febrero pasado.

En diálogo con el programa Antes que sea Tarde, el Intendente de Villa Gesell se refirió a la tensa relación con la Provincia y reconoció que “en ciertas cuestiones complica un poco las cosas”. “Hay algunas otras que están mas aceitadas. Tuvimos una buena temporada en cuanto a seguridad con el Ministro Cristian Ritondo, hubo 1200 efectivos en Villa Gesell que cumplieron una buena función”, destacó, y agregó: “Estamos avanzando mucho con hábitat pero hay otras cuestiones a las que no llegamos a compatibilizar del todo, pero son cosas que hay que ir resolviendo”.

Mirá también:  Se realizará en agosto el primer Congreso provincial de Magistrados

Sin embargo, al recordar el temporal que azotó a la ciudad el 4 de febrero y que catalogó como “el peor de los últimos 20 años” para del distrito, Barrera aseguró que “no se recibió la ayuda que se hubiera querido”. “Son cuestiones que uno tiene que superar y pensar en las futuras acciones que pueden hacerse con Provincia y Nación”, consideró.

Al justificar el aumento salarial del 33 por ciento que otorgó a los trabajadores municipales, puntualizó en el “atraso” que había en los montos desde 2014. “Cuando nosotros entramos en el 2014, el sueldo de un trabajador municipal estaba en aproximadamente 2300 pesos de mínima y lo fuimos llevando a valores normales. Fuimos volcando parte de nuestro esfuerzo a los salarios. Estaban muy atrasados”, afirmó.

Mirá también:  Ritondo inauguró una planta verificadora vehicular y entregó nuevos móviles

“Estamos haciendo un gran esfuerzo desde la administración y la gestión para trasladar el sueldo”, resaltó el jefe comunal, y apuntó contra los bloques opositores en el Concejo Deliberante: “Venimos sufriendo desde 2014 un desfinanciamiento en cuanto al presupuesto porque venimos gobernando con un concejo deliberante que es opositor y esto hace que no nos den las herramientas que necesitamos para gobernar”.

 

 


 

Comentarios

comentarios

Compartir