El brutal crimen de tres jóvenes agudiza el conflicto narco en zona sur

Los tres sujetos que murieron en las últimas horas en los barrios Pueyrredon y El Martillo están relacionados con un enfrentamiento entre dos bandas. Por los dos primeros asesinatos con arma de fuego, Nelson Alderete (25), principal acusado, fue calcinado y decapitado por los propios familiares de los jóvenes muertos. Máxima tensión y hermetismo en la investigación. Hay nuevas órdenes de detención.

Por Redacción

lunes 8 de mayo, 2017

Un brutal crimen de al menos tres personas en los barrios Pueyrredon y El Martillo esconde el complejo contexto social que se vive en zona sur de Mar del Plata, donde las bandas narco lideran la zona y se manejan con displicencia, sin el suficiente control policial. También desnuda el nivel de violencia diaria, donde los ajustes de cuentas son moneda corriente, en su mayoría con el fin de mantener o ampliar su territorio de negocio.

Durante las primeras horas del domingo Francisco Chaves, de 15 años, iba a bordo de un auto marca BMW con su amigo Mariano Lescano (18), ambos con historial delictivo. En la intersección de las calles Sicilia y Vidal, un sujeto comenzó a dispararles, causándole una grave herida a Chaves en la cabeza. En su huida, Lescano logra trasladarlo al Hospital Interzonal, donde terminó fallecido.

Ante la muerte del menor, hubo otro tiroteo. Fue entre el presunto autor de los disparos, identificado como Nelson Alderete, de 25 años, con Brian Falcato (17) y Lautaro Olivera (18). Ese hecho terminó con los dos jóvenes baleados y trasladados al Hospital Interzonal. En el nosocomio se constató la muerte de Falcato, quien sufrió una herida fatal en el torax. Por su parte, Olivera se encuentra en grave estado tras un impacto en el abdomen.

Tras ello, familiares de los fallecidos ubicaron a Alderete el domingo por la noche en su casa de Sicilia al 7200. En el lugar se encontraba el presunto autor del homicidio y su concubina, Tamara López, quien pudo escapar. En el marco del arribo a esa vivienda por parte de al menos cinco parientes y allegados, todos ellos portando armas de fuego, un patrullero que había llegado al lugar debió retirarse de la cuadra debido a que comenzó a ser baleado. Un impacto valió para la salida de la policía del sitio. Acto seguido, se procedió al crimen de Alderete, quien fue golpeado, calcinado y decapitado. Fue hallado tapado.

Tiempo después, personal policial pudo encontrar a Belén Sotelo, persona cercana al presunto autor del doble homicidio, quien narró lo que vio a pocos metros de la muerte de Alderete, responsabilizando a las familias de Chaves y Falcato.

Ya se revisaron las cámaras de seguridad en la zona y actuaron efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones que identificó a los atacantes. La fiscal María Isabel Sánchez ya ordenó las distintas detenciones y actúan autoridades de la comisaría N°16 y la Jefatura Departamental.

Las fuentes policiales y judiciales consultadas por El Marplatense hacen alusión a un conflicto narco previo entre Alderete y el sector encabezado por Lescano. Sin embargo, el hermetismo de los investigadores es total ya que no hay detenidos ni tampoco quedan claro ciertas circunstancias del hecho. Lo que sí aseguran las autoridades y los vecinos es la reiteración de estos episodios con tinte mafioso en la zona, enfatizando que cada vez los hechos aumentan.

 


Comentarios