En la búsqueda de nuevos horizontes artísticos, la banda marplatense de folclore Che Joven, presentará el espectáculo “Piwke, todo empieza y termina en el corazón”, un show que combina la incursión en el rock y otros ritmos, la danza y las artes audiovisuales. El show, denominado por los hermanos Pablo y Marino Coliqueo como “un renacer artístico”, será este sábado 20 de mayo a las 21 en Abbey Road, y será grabado para la edición de un DVD.

“Piwke”, que en lengua mapuche significa “Corazón”, es una experiencia inédita en la banda de los hermanos Coliqueo, quienes han transcurrido por el folclore y las raíces de los pueblos originarios, recorriendo Argentina y América con su mensaje.

Con cuatro discos editados, “Gente” (1999), “Música de la Tierra” (2005), “El Bondi Cultural” (2009) y “Nuestro Mensaje” (2015), este 2017 será el turno para el espectáculo “Piwke”, que no abandona el espíritu de Che Joven, sino que busca profundizarlo desde nuevos géneros “para ser un estado musical, desde el alma”

Mirá también:  Regresan los “Malos Conocidos” con tango & stand up

Che Joven está integrado por Pablo Coliqueo (guitarra, voz), Marino Coliqueo (guitarra, voz), Guauquiraro Diaz (bajo), Ciro Gargaglione (batería), Javier Canevari (teclados) y Facundo Elizaga (percusión).

El espectáculo cuenta con la dirección escénica de Huara Quiroga, Iluminación a cargo de Marcelo Cabral, y en Coros, Yamila Mequetse, Belén Martos, Marisa Oroza, Lucía Albornoz y familia, Los Chakras.

“Piwke es una búsqueda de muchos años, en los que sentimos la necesidad de ampliar los conceptos musicales, de no quedarnos únicamente con la parte folclórica que ataña a nuestra raíz. Hemos tenido la posibilidad de compartir festivales, tanto de folclore, como de world music y de rock, y uno va aprendiendo. Se va contagiando, y sintiendo cosas que hacen al crecimiento artístico y humano”, relata a El Marplatense, Pablo Coliqueo.

Mirá también:  Agenda de espectáculos para este sábado

-¿Cuál el concepto, y el mensaje del show?

Viene de la necesidad de aunar diferentes tipos de arte, como la danza, la imagen, la energía lumínica y confluir en un concento que va de la mano de contar esta cuestión que tiene el ser humano del abandono de la naturaleza, del perder de vista las cuestiones básicas y simples que hacen a la felicidad. Son canciones que invitan e incitan a que uno pueda visualizar esas cosas simples y sencillas que nos abrazan como seres humanos, más allá de la condiciones económicas, raciales y geográficas.

-¿Ya con varios discos editados y muchos escenarios pisados, qué reflexión hacen del camino recorrido?

Mirá también:  Tremendos Grandulones : rock para los más pequeños

La vida nos fue premiando por el esfuerzo. Recorrimos muchos escenarios y caminos. Y cuando en Mar del Plata empezaron a surgir los inconvenientes con lugares para tocar, decidimos actuar en las plazas y después llegó la necesidad de empezar a viajar. Nacimos tocando en la calle. Uno sueña con grandes escenarios y ya hemos tenido la posibilidad de llegar a importantes festivales. Es un logro y la confirmación de que el camino y el trabajo que llevamos adelante tiene una concreción fuerte.

 


 

 

Comentarios

comentarios