Nuevos casos de fraude eléctrico en comercios

En pleno centro, y barrios Chauvín y Parque Luro empleados de EDEA registraron casos de conexiones ilegales. Todos los casos fueron demandados penalmente por los ilícitos, al tiempo que deberán pagar la energía consumida y no registrada.

Por Redacción

viernes 24 de enero, 2020

Un local céntrico de venta de artículos de limpieza, una verdulería y almacén del barrio Chauvín y un autoservicio ubicado en Parque Luro, fueron detectados por operarios de EDEA con fraude eléctrico. En todos los casos sus propietarios fueron demandados penalmente por los ilícitos, al tiempo que deberán pagar la energía consumida y no registrada.

Durante el amplio operativo de inspección realizado por personal de normalización de pérdidas de empresa se constató que un local de venta de artículos de limpieza que funciona en la calle Belgrano, entre avenida Independencia y Catamarca, se encontraba en actividad a pesar de contar con el medidor de energía retirado por deuda. Acto seguido se verificó una conexión irregular por la cual se proveía de energía al comercio, constituyendo dada su precariedad un potencial peligro para la seguridad de las personas que transitan por el lugar.

Posteriormente los operarios de la compañía eléctrica detectaron la existencia de un puente en la bornera del medidor trifásico en la verdulería y almacén que funciona en la esquina de Mitre y Matheu. A través de esta conexión irregular se adulteraba el registro de la energía consumida por el local haciendo que el medidor registrase solo una parte de la electricidad abastecida. Una vez realizada el acta de infracción se procedió a normalizar el suministro

El último de los comercios donde se verificó un fraude eléctrico fue en el autoservicio del barrio Parque Luro, ubicado en Strobel entre Pasteur y casi esquina Pedraza. Allí se constató la existencia de una conexión clandestina por la cual se proveía parte de la energía eléctrica consumida en el comercio. La conexión clandestina estaba realizada desde el habitáculo donde se aloja el medidor de consumos del suministro, por lo que fue fácilmente detectada por el personal especializado de EDEA.

Como es de rigor en todos los casos, una vez detectada la irregularidad se procedió de inmediato a normalizar el servicio y retirar las conexiones que ofrecían peligro para la integridad física no sólo de aquellos que explotan comercialmente el local sino también para los ocasionales transeúntes.

Las acciones fueron llevadas a cabo con la presencia de personal policial, labrándose las actas que darán inicio a las acciones comerciales y penales pertinentes.

Responsables de EDEA indicaron que los operativos contra el robo de energía continuarán desarrollándose de igual modo, al tiempo que solicitaron a los vecinos que ante irregularidades o conexiones directas realicen las denuncias correspondientes en el Centro de Atención Telefónica, en forma totalmente anónima, llamando al 0800-666-3332, o bien por correo electrónico enviando mensaje a info@edeaweb.com.ar

Comentarios