La Justicia rechazó la prisión domiciliaria de un integrante de la CNU que tuvo coronavirus

Asó lo decidió el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata, luego del pedido de la defensa de Carlos Salvador Ullúa, acusado e imputado en dos juicios por delitos de lesa humanidad que se llevan adelante en nuestra ciudad. Estuvo prófugo durante 9 años.

Por Redacción

jueves 13 de agosto, 2020

El Tribunal Oral Federal de Mar de Plata le negó a Carlos Salvador Ullúa, acusado e imputado en dos juicios por delitos de lesa humanidad que se llevan adelante en nuestra ciudad, el arresto domiciliario, luego de que se contagiara de coronavirus y se recuperara en la Unidad Penal de Campo de Mayo, donde cumple prisión preventiva, informaron este jueves fuentes judiciales.

La defensa insistió en solicitar la prisión domiciliaria, luego de que -en el marco de un testeo general realizado en la Unidad Penal Nº34 de Campo de Mayo- Ullúa diera positivo en coronavirus semanas atrás, mientras que el viernes pasado recibió el alta.

La solicitud de la defensa fue rechazada por el Tribunal Oral Federal marplatense en las últimas horas.

El tribunal tuvo en cuenta cada una de las circunstancias que forman parte del expediente: el cuadro de salud de Ullúa que es bueno, la gravedad de los delitos que se le imputan y su situación previa en la que estuvo durante nueve años prófugo de la Justicia pese a las acusaciones por delitos de lesa humanidad que recaían en su contra.

Ullúa, integrante de la organización de la Concentración Nacional Universitaria (CNU), estuvo 9 años prófugo de la Justicia en el marco de acusaciones por delitos de lesa humanidad hasta que fue detenido en abril de 2017.

Desde 2017 Ullúa permanece detenido bajo prisión preventiva, y actualmente es juzgado por delitos de lesa humanidad en dos debates abiertos en Mar del Plata: en uno se lo acusa por ocho homicidios y haber formado parte de la Concentración Nacional Universitaria (CNU).

En tanto, en el otro juicio -en la tercera parte de la megacausa "La Cueva"- se lo acusa de haber participado en la inteligencia previa del secuestro de los abogados detenidos y desaparecidos en "La Noche de las Corbatas".

Desde el 20 de marzo pasado el defensor oficial de Ullúa, Manuel Baillieau, realizó múltiples presentaciones ante los jueces que componen el Tribunal de Mar del Plata para que le concedan el arresto domiciliario, algo que fue rechazado en cada oportunidad, incluso con la intervención de la Cámara Federal de Casación.

En ese marco, mientras seguía alojado en la Unidad Penal de Campo de Mayo, el 24 de julio pasado se conocieron los resultados de testeos generales realizados por las autoridades penitenciarias en el cual se detectó que Ullúa había dado positivo en coronavirus.

Ante la notificación al Tribunal -compuesto por los jueces Daniel Obligado, Nicolás Toselli y Enrique Méndez Signori- dispuso su trasladado al Centro de Enfermedades Infecciosas (U-21) en cumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes, más allá de que se encontraba estable y asintomático.

A partir de allí, cada día desde la Unidad 21 emitieron un informe diario a los jueces sobre su estado, y finalmente el viernes pasado recibió el alta.

El juicio que se le sigue, conocido como "CNU 2", se encuentra paralizado al menos hasta septiembre hasta poder tomar las audiencias de manera presencial.

Comentarios