Denuncian que en el HIGA le quieren dar el alta a su hija cuando necesita una operación

"Al médico, le pedí por favor que me explicar la situación y me dejó hablando sola, me cerró la puerta y se encerró en una habitación", denunció Romana Cabrera, madre de la joven.

Por Redacción

jueves 19 de mayo, 2022

Una familia se manifiesta en las puertas del HIGA ante la falta de respuesta por parte de los médicos sobre el tratamiento de una joven de 25 años con problemas en la vesícula e intestinos y el intento de darle el alta sin explicación.

"Tengo a mi hija internada hace 8 días y hace más de un mes y medio que venimos trayéndola cada dos días por un problema que empezó con su vesícula", manifestó Romana Cabrera.

"La situación se fue agravando, ya que en todo este periodo los turnos que le dieron eran extensos y ella los necesitaba urgente. Mi yerno como pudo juntó el dinero, la llevó a una clínica para que le hagan todos los estudios y nos dijeron que el deterioro de mi hija que empezó con una piedra en la vesícula pasó a segundo plano porque el problema ahora es que las piedras se multiplicaron y habían pasado a los intestinos tapándole el conducto biliar, mi hija hizo una ictericia hepática", explicó.

"La intervinieron el martes para sacarle las piedras de los intestinos y hasta hoy no he tenido un parte médico. Nos han querido sacar con la policía, el jefe del hospital jamás subió a dar la cara, llamé a todos los medios, hice lo que pude, para poder tener una respuesta junto con otras familias. Recién hoy subió el jefe de piso donde dijo que van a ver si pueden intervenirla mañana porque mi hija necesita dos cirugías, una en los intestinos y la otra en la vesícula" continuó.

Respecto al estado de la chica, aseguró que "ella está consciente de todo lo que está pasando, pero es muy angustiante la situación. Mi hija debido a la ictericia hepática se puso amarilla y antes de ayer estaba verde. Tengo las fotos, sus brazos no dan más porque le han reventado todas las venas, estuvo tres días a agua y la atención que recibimos en el hospital fue pésima. Reconozco que si yo no hubiese pateado las puertas y los tachos de basura, a mi hija no me la hubiesen atendido".

Además, "ayer me encontré con la novedad de que a mi hija le dieron el alta. Al médico, le pedí por favor que me explicar la situación y me dejó hablando sola, me cerró la puerta y se encerró en una habitación".

En cuanto a la respuesta de la institución, declaró que "no nos dan explicaciones, solo si haces problemas y nos tratan mal. Lo único que me dijeron es que iba a hablar el gastroenterólogo y me explicó lo que iban a hacer. Las enfermeras dicen que es exageración y la cirujana la felicitó a mi hija porque no se fue cuando le insistían para que desocupara la cama". 

 

Comentarios