Vladimir Putin lanzó una nueva amenaza de guerra: “Si nos atacan, responderemos”

En el marco del conflicto armado con Ucrania, que ya lleva más de 9 meses, el presidente ruso advirtió sobre la posibilidad de usar armas nucleares.

Por Redacción

jueves 8 de diciembre, 2022

Este miércoles, el presidente Vladimir Putin se refirió a la posibilidad de que Rusia utilice armas nucleares en medio del conflicto con Ucrania. Su aseveración confirmó que únicamente se hará uso de aquel tipo de armamento a modo de respuesta, en caso de recibir un ataque contra su territorio.

En medio de una junta retransmitida por televisión, el gobernante ruso aseguró: "Si nos atacan, respondemos".

Las declaraciones del presidente ruso fueron difundidas luego que el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmara en una rueda de prensa que Rusia no solo respalda la inadmisibilidad de una guerra nuclear, sino también llama a impedir cualquier conflicto armado entre países que poseen esa clase de armamento.

“Como ya dijo el presidente, estamos preparados a ir más allá y decir no solo que no se puede desatar una guerra nuclear, sino que también es inadmisible cualquier guerra entre potencias nucleares”, remarcó.

Del mismo modo, recordó que el líder ruso y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmaron en junio de 2021 una declaración en la que coincidieron en que no puede haber vencedores en una guerra nuclear. El jefe de la diplomacia rusa busca mostrar que Moscú observa con preocupación la retórica de Occidente, que acusa a Rusia de preparar provocaciones con el empleo de armas de destrucción masiva.

El temor del Ministerio de Defensa ruso ante una posible guerra nuclear

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, aseguró que Ucrania continúa bombardeando la planta de energía nuclear de Zaporiyia y teme por una posible “catástrofe nuclear”. Esto se da en un marco donde el Kremlin mantiene los continuos ataques sobre distintos puntos de Ucrania.

El funcionario indicó que las fuerzas rusas están tomando “todas las medidas” para garantizar la seguridad de la planta de energía, la más grande de Europa, frente a lo que llamó “terrorismo nuclear” por parte de Kiev.

En tanto, Ucrania negó haber bombardeado la instalación, que ha estado bajo el control de las fuerzas rusas desde los primeros días de la guerra, y acusó a Rusia de ser el autor de los ataques.

Por otra parte, en una conferencia telefónica, Shoigu expresó: “A su vez, el régimen de Kiev busca crear la apariencia de una amenaza de catástrofe nuclear al continuar bombardeando deliberadamente el lugar”.

Asimismo, el ministro informó que Ucrania habría disparado 33 proyectiles de gran calibre contra la planta en las últimas dos semanas. Sin embargo, a pesar que gran parte de los disparos pudieron ser interceptados por las defensas aéreas rusas, Sergei aclaró que “algunos ataques golpearon objetivos que afectan la operación segura de la planta de energía nuclear”.

“Calificamos estos ataques de las tropas ucranianas como terrorismo nuclear”, sentenció Shoigu.

Tanto Moscú como Kiev se culpan mutuamente por los ataques a las instalaciones. Por su parte, el Gobierno ucraniano también acusó a Moscú de utilizar la planta como un depósito de armas.

Comentarios