Semana de Lactancia Materna

Consejos de alimentación a las madres lactantes y el rol de los lácteos en dicha etapa.

Por

martes 1 de agosto, 2023

La lactancia es una tarea que refleja el esfuerzo diario que realizan las mujeres, y las familias que las acompañan, para acercarle todos los nutrientes al nuevo miembro del hogar. Sin embargo, por el estrés, falta de sueño o cambios en la rutina, en algunos casos la nutrición de la madre pasa a un segundo plano.

La semana de la lactancia materna tiene lugar del 1° al 7 de agosto y es promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF desde 1992. Su objetivo, es fortalecer el conocimiento sobre la lactancia de los distintos actores sociales involucrados y el rol que ocupan, con la finalidad de proteger, promover y apoyar esta práctica.

“La lactancia materna es sumamente importante tanto para la mamá como para el bebé. Por un lado, al bebé le ofrece una nutrición equilibrada y completa que, hasta los seis meses de vida, es suficiente para cubrir con todos sus requerimientos nutricionales, ayudando a afianzar su sistema inmunológico, desarrollo neurológico, entre otros beneficios”, comenta la Lic. Stefanía Sívori- Nutricionista.

“Por otro lado, favorece y fortalece el vínculo de la mamá con su bebé. Asimismo, tiene beneficios para las mujeres, ya que las protege de diversas enfermedades como el cáncer de mama, de ovario, anemia, hipertensión, entre otras” agrega.

La importancia de la alimentación en las madres

Es indispensable que la madre lleve una alimentación saludable tanto para asegurar que en su leche se encuentren todos los nutrientes que protegerán a su hijo durante toda su vida, como para que ella pueda cuidar su salud y realizar sus actividades diarias con energía.

Para esto, los expertos recomiendan llevar una alimentación variada, rica en vegetales, frutas, aceites vegetales y cereales preferentemente integrales, sin descuidar la hidratación y la actividad física.

Además, se recomienda la incorporación de lácteos, así como carnes y/o huevo.

Las necesidades nutricionales de la madre en este período se ven aumentadas y los lácteos juegan un papel esencial, ya que es una de las fuentes principales de calcio. La leche, el yogur y el queso son alimentos con alto contenido de este nutriente que, además de aportar proteínas de buena calidad, se pueden incorporar en la alimentación diaria con facilidad en todas las comidas del día”, comenta Sívori.

Si bien la lactancia es un momento donde se forma el vínculo entre la mamá y el bebé, también requiere de la colaboración de toda la familia para generar un ambiente tranquilo que permita que el bebé se sienta cuidado y seguro. Ayudar con las rutinas del hogar es indispensable para favorecer la relajación y el descanso de ambos miembros de la familia.

Comentarios