Criolipólisis: el tratamiento que promete reducir medidas

Se trata de un procedimiento que permite eliminar adiposidad a través del frío. Usos y contraindicaciones.

Por

miércoles 9 de agosto, 2023

La criolipólisis es un procedimiento dermatológico no invasivo para la eliminación de grasa corporal mediante la aplicación de frío.

Los primeros resultados empiezan a ser visibles después de la tercera semana y alcanzan su máximo efecto a los tres meses.

El procedimiento de la criolipólisis consiste en aplicar un dispositivo de enfriamiento controlado por debajo de los -2ºC en la zona a tratar durante aproximadamente 30 minutos, que actúa directamente sobre las células grasas subcutáneas, cristalizándolas y dañándolas, sin afectar al tejido circundante. Una vez dañadas, el cuerpo las elimina naturalmente a través del sistema linfático, resultando en una reducción visible de la grasa en la zona tratada.

Dependiendo de la cantidad de grasa se decide el número de veces, que varía entre una a tres sesiones y siempre se realizan una vez al mes.

Tipos de criolipólisis

  • Criolipólisis de succión: funciona a partir de un principio de succión al vacío que descoloca el tejido adiposo separándolo y aislándolo de la zona hasta su desaparición. Este método se realiza a través de un dispositivo con cabezales para la acción de succión de la grasa.
  • Plana o lineal: este tipo de procedimiento se realiza a través de un dispositivo con cabezal-es en forma cuya acción plana sobre la zona del cuerpo, a muy bajas temperaturas, induce lo que en la ciencia médica se conoce con el término de Aptosis (suicidio celular). Se trata de lesiones en el tejido graso como respuesta al frío que facilitan su posterior reabsorción.

Es importante tener en cuenta que no todos los equipos actúan de la misma manera: algunos llevan más tiempo y alcanzan temperaturas más altas de acuerdo a la configuración que tienen.

Si el paciente tiene mucha flacidez, los especialistas recomiendan utilizar la criolipólisis de succión en tiempos cortos no más de quince minutos.

Es un tratamiento que puede combinarse con otros procedimientos como maderoterapia, masajes reductores, drenaje linfático y ondas de choque. Todos estos tratamientos ayudan a drenar y eliminar los lípidos del organismo.

Contraindicaciones

  • Embarazadas.
  • Pacientes oncológicos.
  • Personas con diabetes.
  • Mujeres en período menstrual pueden manifestar mayor molestia.

Recomendaciones generales

  • Actividad física.
  • Tomar agua.
  • Cumplir con el número de sesiones del tratamiento para que sea efectivo, generalmente de 1 a 3.

Comentarios