El líder de Corea del Norte se largó a llorar mientras le pedía a las mujeres que tengan más bebés

El líder de Corea del Norte encabezó la Reunión Nacional de Madres y sostuvo que es un deber de las mujeres.

Por Redacción

miércoles 6 de diciembre, 2023

El líder norcoreano Kim Jong Un estableció que las mujeres tienen el deber de detener el descenso en los nacimientos que se dan en el país para poder fortalecer el poder nacional.

La disminución en la tasa de fertilidad de Corea del Norte es un problema que ha estado latente durante los últimos 10 años. Si bien los datos precisos de la demografía norcoreana son difíciles de obtener debido a las limitadas estadísticas que son publicadas, el gobierno sostiene que la situación es preocupante.

Los datos resultan alarmantes debido a que el país depende de movilizar trabajadores para mantener a flote una economía sujeta a fuertes sanciones.

Por primera vez en 11 años se llevó a cabo la Reunión Nacional de Madres en Pyongyang, un llamativo evento en el que Kim realizó la petición. Allí dio un discurso de apertura en el que comentó: “Detener el declive de las tasas de natalidad y prestar unos buenos cuidados y educación son todos asuntos familiares nuestros que debemos resolver junto con nuestras madres”.

Si bien los periodistas independientes no tuvieron acceso a la reunión, las declaraciones fueron citadas este lunes por los medios estatales y en redes sociales se viralizó un clip en el que se ve como el líder norcoreano se larga a llorar durante su discurso.

Según la agencia de estadísticas del gobierno de Corea del Norte, la tasa de fertilidad total de Corea del Norte fue de 1,79 en 2022, frente a 1,88 en 2014. Esto habla de una tasa de disminución incluso más lenta que Corea del Sur, la cual fue de 0,78 el año pasado y de 1,20 en 2014.

Se cree que la tasa de fertilidad de Corea del Sur es la más baja del mundo desarrollado y los motivos son diversos. El entorno escolar competitivo para los niños, el mercado laboral en decadencia, la insuficiente red de cuidados para los menores y la cultura corporativa centrada en los hombres donde muchas mujeres ven imposible entrelazar su vida profesional con la familiar, se combinan para desmotivar a la gente de tener hijos.

Corea del Norte había implementado programas de control de natalidad durante 1970 y 1980 para frenar el crecimiento demográfico en un contexto posguerra. Tras una hambruna que tuvo lugar a mediados de la década de 1990, la tasa de fertilidad disminuyó de forma brusca. El Instituto de Investigación Hyundai difundió un reporte el pasado agosto en el que se estima que la hambruna mató a cientos de miles de personas.

“Dado que Corea del Norte carece de recursos y avances tecnológicos, podría encontrar dificultades para reactivar y desarrollar su industria manufacturera si no se proporciona una fuerza laboral suficiente”, destaca el informe.

Medios estatales norcoreanos indican que el país ha introducido este año diferentes prestaciones para las familias que tengan 3 hijos o más, como facilidades para conseguir vivienda gratuita, subsidios estatales, suministros gratuitos de comida, medicamentos o artículos domésticos y ventajas para la educación de sus hijos.

Comentarios