8° C
Clear
Clear

Hace cinco meses que vecinos del sur esperan la llegada de luminarias

Desde la Sociedad de Fomento de El Marquesado exigieron al Municipio respuestas por la falta de luz que afecta a distintos sectores de la zona. Aseguran que “ni siquiera se distinguen las entradas del barrio”. “Los vecinos salen con los celulares a parar los colectivos”, explicaron.

Por Redaccion

lunes 10 de julio, 2017

Vecinos de barrios del sur exigieron al Municipio respuestas por el reclamo que mantienen desde hace cinco meses para la colocación de nuevas luminarias y manifestaron preocupación por la “situación de riesgo” que genera para la zona. “Los vecinos salen a las garitas con los teléfonos celulares”, graficó.

“Hay una problemática muy grande en el barrio. Hace 7 años hicieron un tendido de red importante en el barrio pero llega hasta una altura de la avenida. Ahora el barrio está mucho más poblado y hay sectores donde directamente no tenemos luz”, explicó a El Marplatense la presidente de la Sociedad de Fomento de El Marquesado, Analía Bahamonde.

En este sentido, la fomentista señaló que desde hace tiempo exigen una “redistribución” de las luminarias ya hay zonas en las que “hay 7 lámparas por cuadra cuando no hay nadie prácticamente. “Esto se había considerado viable. Pero este acuerdo ya lleva más de cinco meses y no hemos tenido respuesta”, denunció.

“Estamos llamando todas las semanas al Emvial y no nos dicen nada. Realmente es un paso para atrás esto. Es muy triste”, sostuvo Bahamone, quien agregó con respecto al costo de las luminarias: “El Emvial dice que cada vecino tiene que pagar alrededor de 2500 pesos para la instalación de la lámpara y después se hace cargo del consumo, pero el pago de la luminaria lo tiene que pagar cada vecino”.

Sobre las problemáticas que genera esta situación, la referente de la sociedad de fomento de El Marquesado dijo que hay distintos sectores del barrio que “ni siquiera se distinguen” durante la noche.

“Los vecinos salen a las garitas con los teléfonos celulares a parar a los colectivos y no se distinguen las entradas al barrio. Es tierra de nadie y esto implica una situación de riesgo enorme”, advirtió.

 


 

Comentarios