6° C
Clear
Clear

El amor y las “ciudades invisibles” reflejadas por teatro de Portugal

La compañía “Má-Criação” pondrá en escena en la sala Nachman y en La Bodega, el viernes 28 y sábado 29, obras de Alex Cassal y Paula Diogo. El Marplatense dialogó con sus protagonistas.

Por LP

viernes 28 de julio, 2017

En una gira que pasará por Brasil, Argentina y Chile, llega al Auditorium, presentados por el Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia de Buenos Aires, la compañía teatral “Má-Criação” (Mala Creación). Pondrán en escena en la sala Nachman este viernes 28 y el sábado 29 de julio, a las 22, “Las ciudades invisibles” de Alex Cassal y los mismos días, a las 20, en la Bodega representarán la pieza “L-O-V-E” de Paula Diogo.

“Las ciudades invisibles” es una puesta en donde tres refugiados fluctúan en el medio del Mar Mediterráneo llevando lo que consiguieron cargar: un salvavidas, algunas mandarinas, un repollo, tres animales de juguete, una manta de las que usan las abuelas, once libros, cinco postales. En total son 55 objetos en escena, transformados por los actores en mapas y abrigos, maquetas y memorias de ciudades ficcionales como Despina, Esmeraldina y Adelma; pero también en ciudades reales como Lisboa, Mar del Plata, Santiago de Chile y Aleppo, en Siria.

​La obra parte de uno de los textos más emblemáticos de Italo Calvino, en el que el viajante Marco Polo describe al Emperador Kublai Kan 55 de las ciudades más distantes y extraordinarias de su reino. El resultado es un espectáculo que acumula capas de sentido entre literatura y teatro, canciones populares y construcciones arquitectónicas, comedia y documental, diarios de viaje y noticias sobre un pequeño barco de refugiados a punto de hundirse en el Mar Mediterráneo. En escena, los actores portugueses Alfredo Martins, Paula Diogo y Rafaela Jacinto.

Em diálogo con El Marplatense, Alex Cassal, habló sobre el montaje de esta obra, y de las diferentes reacciones del público en cada lugar que se presentan.

– ¿Cómo fue el proceso de hacer que estas “ciudades invisibles” estén en escena?

Cuando empezamos a trabajar sobre el texto de Italo Calvino, leíamos unos para los otros las descripciones de aquellas ciudades imaginarias e imposibles y mezclábamos estas narrativas con nuestros recuerdos de viajes, memorias de los lugares donde cada uno ya había vivido, imágenes de películas y libros que nos habían marcado. Esto nos llevó a la construcción de un espectáculo errante y fragmentario. El hilo que une todas estas historias es una imagen actual e impactante: los barcos de refugiados que intentaban llegar a Europa. Aquellos grupos de personas desconocidas a la deriva en medio de un mar inmenso, en busca de un nuevo lugar para vivir. Los actores, así, son una mezcla de exploradores, conferencistas y náufragos. Sólo lo que poden hacer es contar historias uno para los otros.

-¿Al mencionar lugares en particular, tiene significado distinto en cada ciudad en donde se representa?

Este espectáculo se estrenó en Portugal, y posteriormente fue presentando en Brasil, Chile y ahora en Argentina. En cada lugar las reacciones cambian de alguna forma, algunas referencias son más reconocidas que otras, algunos asuntos más importantes que otros. Pero presentar en otros países enriquece la propia idea del espectáculo: vemos a aquellas personas de otros lugares, hablando en otras lenguas, y eso nos ayuda a pensar en qué medida el lugar en que vivimos construye nuestra identidad. En cada ciudad por donde el espectáculo pasa todavía recogemos algunas referencias geográficas locales, que se incorporan al mapa que se construye en escena. Así, los espectadores de Mar del Plata van a encontrar algunos de los lugares de su ciudad en escena.

“L-O-V-E” : una nueva configuración del discurso amoroso

“L-O-V-E” está inspirada en “Fragmentos de un Discurso Amoroso” de Roland Barthes. En este texto aisló 80 estructuras de lenguaje que integran el discurso amoroso. No se tratan de palabras aisladas, pero ráfagas abruptas de lenguaje, asaltan al enamorado. Es el discurso amoroso en acción o, en las palabras de Barthes, “es el enamorado en el trabajo”. Estafado por la literatura, por la música y por el cine o desacreditado por el pensamiento contemporáneo. En la obra, el discurso amoroso oscila entre la vocación de gran paradigma de la existencia y la vulgarización por la repetición exhaustiva. Todos buscamos el amor de las grandes narrativas, pero ¿todavía podemos decir “te amo” sin que eso suene a una citación?

“L-O-V-E” parte del mapa-laberinto de Barthes para arriesgar una nueva configuración del discurso amoroso. O varias posibles configuraciones que se destruyen unas a las otras. Sola en el escenario, la directora y actriz Paula Diogo ejecuta sucesivos intentos y errores que se acumulan hasta la extenuación, la destrucción, el clímax, el silencio. Como en las historias amorosas, “L-O-V-E”, como Barthes, intenta identificar el esfuerzo del enamorado en la intención -insubstancial- de tener sentido.

“La idea partió luego de leer la obra de Roland Barthes. Intentamos transmitir en escena utilizando el mismo juego de lenguaje. Plantea cómo se puede hablar de amor de una forma casi cerebral y teórica”, relata Paula Diogo, quien, sola en escena, desarrolla esta puesta teatral. “Me encuentro sola en el escenario porque es el lugar de la persona enamorada, que siempre está en extrema soledad”, explica al respecto.

-En cuestiones de amor, es difícil verse a uno mismo ¿En este caso, el público lo logra y se identifica con el personaje?

Se siente reflejado. Es como un ejemplo, alguien enamorado solo que se muestra a otro.  En este caso es el público, que está en el lugar de ese mismo enamorado también. Es como un reflejo.

-¿El amor es un tema universal, y coinciden las reacciones de la gente?

Es muy universal, pero al mismo tiempo, cada cultura tiene una relación muy diferente con el tema. Y eso es bueno de ver también. Como cada país se relaciona con la temática del amor.

¿En lo personal, ha cambiado tu visión del tema a partir de la obra?

Para mí es un trabajo muy personal. Es un desafío intentar comprender como yo misma me relaciono con el tema. Y qué difícil es estar en este lugar de la persona enamorada que a veces no sabe cómo lidiar con su propio sentimiento.

Cronograma de funciones y horarios:

-“Las ciudades invisibles” (Sala Nachman): Viernes 28 – 22 h / Sábado 29 – 20 h

-“L-O-V-E” (Bodega): Viernes 28 – 20 h / Sábado 29 – 22 h

 


 

 

 

 

Comentarios