12° C
Clear
Clear

Cristina Banegas: “La lucha de géneros se repite históricamente”

La destacada actriz, presentará la obra que actualmente dirige, “La señorita Julia” de August Strindberg, este sábado a las 21:30 en la Sala Astor Piazzolla del Teatro Auditorium. Está protagonizada por Belén Blanco, Diego Echegoyen  y Susana Brussa.

Por LP

sábado 19 de agosto, 2017

Este sábado, subirá al escenario de la sala Astor Piazzolla del Teatro Auditorium, la obra “La señorita Julia” de August Strindberg, protagonizada por Belén Blanco, Diego Echegoyen  y Susana Brussa, bajo la  dirección de Cristina Banegas.

Con la adaptación de Alberto Ure y José Tcherkaski, la obra reflexiona sobre las relaciones de poder, las políticas sobre la sexualidad, los vínculos sociales, las condiciones y las posiciones de clase.

Escrita en 1888, en pleno auge del naturalismo, Strindberg subtituló a su obra “tragedia naturalista”, denominación inventada por él mismo que en sí reúne términos opuestos, dado que en la tragedia aparece la arbitrariedad, algo que no está en consonancia con la organicidad del orden de lo natural. Desafiando al tiempo, La señorita Julia fue infinitamente adaptada para teatro, versionada para convertirse en ópera y en miniserie de televisión, años después de haber llegado a la pantalla grande. Curiosamente, la primera de las adaptaciones cinematográficas realizadas fue argentina. Se llamó El pecado de Julia y fue estrenada en 1947 con dirección de Mario Soffici y actuaciones de Amelia Bence y Alberto Closas. La acción de la pieza comienza en pleno festejo de la Noche de San Juan, celebración que marca el inicio del verano, una de las más importantes de Suecia aún en la actualidad. La cocina es el lugar donde transcurre el encuentro entre Julia, hija de un conde, y Juan, el mayordomo de la casa y prometido de Cristina, la cocinera. Envalentonada por la bebida y por el fragor del baile, Julia propicia un encuentro amoroso con Juan. A partir de allí se desata una serie de entredichos que progresivamente revelan la magnitud del conflicto que acaba de desatarse entre ellos: Julia pertenece a un rango social superior a Juan pero se encuentra en el lugar de la subordinación por su condición femenina. Su padre, en cambio, concentra tal poder en la casa que su presencia infunde respeto. Aunque de él sólo estén sus botas en un rincón esperando a ser lustradas.

“Leí por primera vez la obra cuando hice otra pieza del mismo autor, titulada El Padre”, comenta a El Marplatense, Cristina Banegas.

“El Padre”, junto a “La Señorita Julia” y “Acreedores”, forman una trilogía de August Strindberg. “El autor hace una operación extraordinaria, que es usar la tragedia griega con el naturalismo. Esto lo hace a finales del siglo 19, y es absolutamente contemporánea”, destaca.

-¿Qué piensa que tiene esta historia para seguir siendo vigente y representada en todo el mundo?

Strindberg fue un gran dramaturgo, un gran escritor. Un hombre de una inteligencia y una lucidez extraordinaria. Toda su obra está atravesada por una problemática que tiene que ver con la lucha por el poder entre el hombre y la mujer. La lucha de géneros. Y esto es algo que nunca dejará de tener vigencia aparentemente en el Planeta Tierra. Lamentablemente es algo que sigue repitiéndose históricamente.

-¿Cómo desarrolló esta adaptación de la historia?

En esta oportunidad, Julia está representada por la gran actriz Belén Blanco, que interpreta a la hija de un Conde en esa noche en la que ocurre la obra. Conserva la estructura de las tragedias griegas artistotélicas: unidad de tiempo, de acción y de lugar. La obra sucede durante la noche de San Juan, que es una fiesta popular, y en la que termina teniendo una historia muy fuerte con el mayordomo de la casa.

Esto también plantea algo vinculado con la lucha de clases, con el poder sobre el otro, también vinculado con a qué clase social pertenece cada uno de los dos contrincantes.

Es una obra hermosa, muy poderosa y los tres actores hacen un trabajo extraordinario de una gran intensidad, compromiso, fisicalidad y violencia emocional.

Estamos muy contentos de hacerlo y seguiremos por un largo tiempo.

 


 

 

 

 

 

Comentarios