17° C
Rain
Rain

Caso Bernaola: “Me cansé de llorar, y quiero mostrar mi bronca”

Lo afirmó Verónica Borrelli, la madre de la menor que falleció en el accidente que protagonizó Federico Sasso a principios de julio pasado, ante la convocatoria que realizó para marchar este domingo a las 17, frente a la Municipalidad. “Sorprende que los jueces nunca puedan estar a favor de las víctimas”, apuntó.

Por Redaccion

jueves 26 de octubre, 2017

El revés judicial que recibió la familia de Lucía Bernaola, al concederle la Justicia el arresto domiciliario a Federico Sasso, el joven que protagonizó a principios de julio en la costa el siniestro que le quitó la vida a la menor, motivó la convocatoria en las últimas horas a una marcha para este domingo a las 17, frente a la Municipalidad.

“No nos escuchan y queremos reclamar contra el Poder Judicial. Los jueces son garantistas y nunca están a favor de las víctimas. Nos manifestamos y buscamos apoyo para poder hacer un poco de ruido”, explicó a El Marplatense Verónica Borrelli, la madre de la víctima, ante la movilización que se prevé para el fin de semana.

Ante la última decisión que tomó la jueza Rosa Frende, la mamá de Lucía Bernaola sostuvo que Sasso no debe recibir “más privilegios”. “El privilegio mayor es que el no está en un Penal, sino que está en una comisaría. Entonces, le dan más privilegios a él y menos para nosotros, para mí, para Lucía. No me parece que sea justo”, sostuvo.

“Esto te sorprende por qué no se puede entender que un juez nunca esté a favor de las víctimas y de la forma en la que nos arrebatan a nuestros hijos. Y sorprende, por otro lado, porque una jueza no deja de ser un ser humano y tranquilamente le podría pasar a ella esto”, manifestó.

Verónica confirmó que junto al abogado que representa a la familia, Maximiliano Orsini, ya ultiman los trámites pertinentes para presentar el recurso de apelación que busca revertir lo resuelto por la Justicia de Garantías para que se le quite el beneficio del arresto domiciliario.

“Yo me cansé de llorar. Tengo ganas de salir a reclamar y de que todo el mundo vea mi bronca. Y lamentablemente no soy la única a la que le pasan estas cosas”, dijo, al recordar lo sucedido con el caso de Natalia Melmann, y sentenció: “No tengo más ganas de llorar sino de mostrar mi impotencia como ciudadana y como madre de víctima”.

 

 

Comentarios