8° C
Clear
Clear

Hoteleros piden al Municipio que controle la “competencia desleal”

Referentes del sector apuntaron críticas a la administración local y reclamaron que se intensifiquen las acciones para combatir esta problemática, ante el gran impacto que tiene en la pérdida de rentabilidad. “Es hasta contradictorio que no se ataque esto, porque habría muchos impuestos para recaudar que le servirían y mucho al Municipio”, remarcaron.

Por Redaccion

sábado 10 de marzo, 2018

Referentes locales de la Cámara Hotelera apuntaron críticas al Municipio al acusar falta de acciones para controlar la “competencia desleal” en el sector, que tiene un impacto directo en la pérdida de rentabilidad, y también volvieron a insistir en la “fuerte presión impositiva” que afecta a los establecimientos de la ciudad.

Eduardo Palena, presidente de la entidad, consideró que la administración municipal tiene un “punto flojo” sobre esta problemática ya que sostuvo que “no la ataca”. “El poder de policía lo tiene el Municipio acá y es hasta contradictorio que se no haga nada, porque hay una cantidad de impuestos que podría cobrar el Municipio que le servirían y mucho”, enfatizó, en diálogo con El Marplatense.

El referente del sector reconoció que “en todo el mundo hay alojamientos turísticos en departamentos” y consideró que es una actividad “válida” pero que “debe estar controlada”. “Hay problemas de seguridad, ya sea para la ciudad porque no se ofrece lo que se debería ofrecer para una ciudad de este nivel, y también es una competencia desleal para todos nosotros, porque no pagan ningún tipo de impuesto”, fundamentó, al respecto.

“Son departamentos, que bajo la ley de locaciones urbanas, esconden una actividad comercial. Cuando uno alquila departamentos por día o cada dos días, ya no es un alquiler, sino una actividad comercial. Y si es una actividad comercial, debería estar habilitado y controlado, y eso obligaría a pagar todos los impuestos”, remarcó.

Al puntualizar sobre otro de los “problemas históricos” que afectan a la rentabilidad de los hoteles y se profundizan en invierno, Palena hizo referencia a la “fuerte presión impositiva”, que desde hace meses aparece como un reclamo sostenido.

“Tenemos un impuesto inmobiliario que nos considera como casa de familia y nos encontramos en una encerrona fiscal, porque cuando uno quiere categorizar un establecimiento le piden determinada cantidad de metros cuadrados y calidad de materiales y eso aumenta el valor de la propiedad”, dijo, y explicó: “Entonces, cuando aumenta esto, al ser considerado una casa de familia, el impuesto se hace impagable”.

Ante ello, el titular de la cámara que nuclea a los hoteleros en el ámbito local señaló que debería considerarse a los actores del rubro como “generadores de riqueza y empleo”, como sucede en el caso de las industrias. “En ese caso, el impuesto inmobiliario sería un 50 por ciento menor”, graficó, sobre el impacto de una medida de estas características.

“La devolución de ingresos brutos es otro problema. Como trabajamos mucho con tarjeta de crédito, tenemos muchas retenciones y cuando uno va a determinar el impuesto, uno paga más cantidad de lo que le corresponde. Esa parte de saldo a favor, es imposible recuperar pagando otro impuesto y se hace muy complicado”, agregó.

Después del “excelente” verano que se reconoció en el sector, Palena reconoció que este tipo de problemáticas tienden a “diluirse” en el temporada estival “porque hay más ocupación” pero aseguró que, al disminuir en invierno, vuelve a reflotar “el costo fijo alto” que atraviesa a la actividad. “De lo que uno recauda, el 40 por ciento son impuestos y otro 40 para cargas laborales. Si uno quiere crecer, tiene que haber reinversión y en este contexto es muy difícil”, concluyó.

Comentarios