16° C
Clear
Clear

“Pido perdón a quienes ofenda por algunos de mis gestos”

El Sumo Pontífice escribió una carta dirigida a los argentinos, en respuesta a los saludos que recibió por el quinto aniversario de su llegada a la cúpula del Vaticano. “Aunque Dios me confió una tarea tan importante y Él me ayuda, no me liberó de la fragilidad humana. Por eso puedo equivocarme como todos”, fundamentó.

Por Redaccion

sábado 17 de marzo, 2018

El papa Francisco escribió una carta dirigida a los argentinos tras los múltiples saludos que recibió por el quinto aniversario de su pontificado y sorprendió con su pedido de “perdón” a aquellos que no están de acuerdo con algunas de sus iniciativas.

El Sumo Pontífice primero recordó que el amor por su Patria “sigue siendo grande e intenso” y que reza todos los días por su pueblo. Luego pidió perdón a “los que puedan sentirse ofendidos” por sus gestos. “Aunque Dios me confió una tarea tan importante y Él me ayuda, no me liberó de la fragilidad humana. Por eso puedo equivocarme como todos”, reconoció.

Luego invitó a los fieles a adueñarse de sus logros. “Si alguna vez se alegran por cosas que yo pueda hacer bien, quiero pedirles que las sientan como propias”, señaló el Santo Padre, y continuó: “Aunque ahora no tenemos el gozo de estar juntos en nuestra Argentina, recuerden que el Señor ha llamado a uno de ustedes para llevar un mensaje de fe, de misericordia y de fraternidad a muchos rincones de la tierra”.

“Me conmueve descubrir que, además del respetuoso saludo de las autoridades, en esta carta se hayan unido personas de diferentes procedencias religiosas, políticas e ideológicas. Así se confirma que no es imposible encontrar razones para encontrarse y que la unidad es superior al conflicto”, aseguró. Francisco se refirió de esta manera a la carta que firmaron tanto opositores como oficialistas, que suscribieron María Eugenia Vidal hasta Eugenio Zaffaroni Gabriela Michetti, Esteban Bullrich, Sergio Massa, Felipe Solá, Wado de Pedro, Hugo Yasky, Roberto Baradel y Pablo Moyano, entre muchos otros dirigentes políticos, sindicales y sociales.

Finalmente, Francisco hizo un llamado a que todos “sean canales del bien y la belleza, para que puedan hacer su aporte en la defensa de la vida y de la justicia, para que siembren paz y fraternidad, para que mejoren el mundo con su trabajo, para que cuiden a los más débiles y compartan a manos llenas todo lo que Dios les ha regalado” y cerró con su tradicional pedido: “A los que tienen fe les pido que recen por mí, y a los que no tienen fe, les ruego que me deseen cosas buenas”.

 

Fuente: Todo Noticias

Comentarios