17° C
Fog
Fog

Más de 60 muertos por un incendio en un shopping de Siberia

Dentro de los fallecidos, hay 41 niños que se encontraban dentro de una sala de cine. Los investigadores dijeron que las salidas de emergencia estaban bloqueadas y que las alarmas contra incendios no estaban operativas desde hacía dos semanas.

Por Redacción

martes 27 de marzo, 2018

Se incendió un shopping en Siberia y produjo la muerte de al menos 64 personas, de las cuales 41 eran chicos. Se habla de puertas de emergencias clausuradas y alarmas de incendio obsoletas.

Por esto mismo, el pueblo ruso salió enfurecido a las calles exigiendo una investigación. Además, reclaman que las autoridades ocultan información.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, que visitó la ciudad también el martes, culpó de las muertes a “una negligencia criminal, un descuido”. El mandatario depositó flores en tributo a las víctimas pero no habló a los manifestantes.

Las llamas arrasaron el centro comercial Winter Cherry de Kemerovo el domingo, en el primer fin de semana del receso escolar, atrapando a docenas de padres con sus hijos. Según testigos presenciales, las alarmas contra incendios no sonaron y muchas puertas estaban cerradas. Algunos de los fallecidos eran niños que perecieron encerrados en una sala de cine.

Uno de los asistentes, Igor Vostrikov, se dirigió al vicegobernador Sergei Tsivilyov, diciendo que las familias de las víctimas creen que el número de muertos es mucho mayor porque el cine se quemó por completo. “No estamos pidiendo sangre”, dijo durante la protesta y agregó: “Los niños están muertos, no pueden devolvérnoslos. Necesitamos justicia”.

Cuando el vicegobernador calificó el llamamiento de Vostrikov de “truco de relaciones públicas”, éste contó que perdió a su esposa, a su hermana y a tres hijas de 2, 5 y 7 años, en el incendio.

La improvisada protesta mostró la frustración de los residentes con la respuesta oficial a la tragedia: el gobernador local no acudió al lugar del incendio ni se reunió con las familias de los afectados, y Putin no decretó luto nacional.

 

Los investigadores dijeron que las salidas de emergencia estaban bloqueadas y que un guarda de seguridad apagó el sistema de megafonía cuando recibió una llamada avisando del fuego.

Las alarmas contra incendios no estaban operativas desde hacía dos semanas y el guarda de seguridad fue detenido, explicó a Putin el jefe del Comité de Investigación, Alexander Bastrykin, que reconoció que aún no tienen una explicación “razonable” para sus actos.

Comentarios