10° C
Clear
Clear

Un grupo de voluntarios construye cuchas con materiales reciclados

Con cartones de leche y bolsas de alimento balanceado, un grupo de vecinos de Mar del Plata confecciona cuchas para perros callejeros. Además de ayudar a los canes crearon una nueva opción de reciclado en la ciudad. Cada cucha les lleva un total 150 cartones de leche. Conocé su historia.

Por Redacción

martes 1 de mayo, 2018

Mar del Plata posee un grupo de voluntarios donde día a día trabajan para luchar contra las urgencias que sufren los perros callejeros de la ciudad. Una de las iniciativas que llevan a cabo es la construcción de cuchas con materiales reciclados.

Gabriela Castro, una de las voluntarias, explicó a El Marplatense, que “por un lado se busca ayudar a todos los perritos callejeros para que tengan mejores condiciones de vida y por otro lado también reciclar, ya que los materiales utilizados son cartones de leche limpios, bolsas de alimentos y cinta de embalar”.

Este grupo trabaja hace 3 años en la ciudad y a través de su Facebook “Cuchas Recicladas UMA” se contactan con la población marplatense para que los ponga al tanto de las urgencias que visualizan.

En San Juan 1926, UMA, posee un punto de conexión con los vecinos y es allí donde reciben las donaciones de materiales para poder construir las cuchas. “Cada una necesita aproximadamente 150 cartones de leche por lo que la colaboración que necesitamos es grande”, destacó Castro.

El procedimiento consiste en que cada voluntaria se lleva el material y en su tiempo libre, en su casa va construyendo la cucha. “Luego la etapa final es a través del facebook, donde la gente nos comenta sobre perros de la calle o de familias que no pueden comprar una cucha y nosotros se las vamos entregando, vamos viendo las urgencias para poder repartir las cuchitas”, expresó.

Para tener una idea más clara sobre el trabajo que realizan, es una cucha cuadrada donde el perro se puede meter. “El cartón al tener una capa de aluminio es aislante, tanto para el calor durante el verano como para el frió y la lluvia durante el invierno”, explicaron desde el grupo voluntario que intenta brindar mejores condiciones de vida a los caninos que se ven diariamente deambulando por las calles de la ciudad.

Hasta el momento, han fabricado aproximadamente 300 cuchas, pero como la necesidad es “muy grande”, invitan a colaborar con materiales y a sumarse al emprendimiento a “cualquier persona que se quiera sumar”.

Entre las actividades sociales que realizan, Gabriela indicó que “en la página hay un instructivo para que cualquiera pueda hacer las casitas” y además se dan charlas en jardines y colegios para educar desde temprana edad a los niños.

 

Comentarios