15° C
Overcast
Overcast

Alvarado festejó en el debut

El “Torito” fue superior a Independiente de Neuquén durante todo el partido en el José María Minella y lo venció con un gol de Francisco Molina a los 28 minutos del segundo tiempo. Canuhé por su parte malogró un penal, tirándolo por encima del travesaño.

Por Redacción

lunes 10 de septiembre, 2018

Foto: Gentileza Pato Celano

Cuando Alvarado se iba camino a los vestuarios en el entretiempo, la sensación era ambigua. Porque daba bronca estar empatados, ya molestaba el tiempo que hacía Independiente de Neuquén, que el partido por momentos se jugara al ritmo lento que ellos pretendían y porque no se había podido aprovechar ninguna de las claras ocasiones de gol que había tenido el equipo en los 45′ iniciales. Sin embargo, estaba la tranquilidad de haber cumplido gran parte del plan a partir de los 20′, cuando empezó a encontrar los espacios, circuló la pelota con criterio y atacó tanto con jugada en movimiento como con balón detenido.

En la primera parte de la etapa, el “torito” estuvo atado, no supo cómo penetrar las dos líneas de cuatro, basculaba sin profundidad y se embarullaba en tres cuartos de cancha. En la primera ocasión a los 21′, cuando Arregui sacó un centro con los puños, Nicolás Trecco capturó el rebote en la puerta del área y metió un derechazo que Medina sacó, de cabeza, en la línea, cambió el chip. A partir de ahí, empezó a lastimar principalmente por la izquierda, donde Ponce y Molina volvieron a recrear el tándem que tantas alegrías le ha dado en años anteriores y Bonetto se convirtió en una pesadilla para Valenzuela. El balcarceño, en dos pelotas paradas, tuvo la apertura del marcador pero en una le erró al arco y, en la otra, pateó cruzado y Germán Mendoza no alcanzó a corregir con precisión en el segundo palo. Las últimas dos también llegaron por izquierda, en la primera Molina llegó al fondo y metió un zurdazo que tapó el arquero y en el rebote lo desacomodaron a López cuando iba a empujar, y después Canuhé jugó rápido un tiro libre, el de Balcarce sacó el centro atrás y Trecco, de primera, la mandó apenas afuera sobre el caño izquierdo.

El arranque del complemento tuvo matices del comienzo del partido, con Alvarado dominando sin claridad e Independiente en la comodidad del empate, enfriando el partido y viendo correr los minutos. El que no dejó correr el reloj fue Mauricio Giganti, que empezó a meter mano y le aportó frescura al ataque. Gaspar Gentile entró con muy buen ritmo y empezó a ganar el duelo con Valenzuela por la derecha. El exTemperley capturó un rebote, controló de pecho y sacó el latigazo que tenía destino de red pero fue a parar al muslo de Graziano que salía desesperado a tapar. De todas maneras, el empuje de Ponce por el otro lado y el buen momento de Molina seguía siendo la opción más clara para atacar. El otro que entró bien en el “torito” fue Brian Visser, que se movió por todo el frente de ataque quitando referencia a los defensores visitantes.

Y a los 30′ llegó el premio que Alvarado venía buscando desde el comienzo del partido. Emiliano López, sin mucho juego de frente, pero aguantando todo de espaldas, pudo girar y abrir para Molina, que otra vez pisó el acelerador, con un control alargó, le ganó en velocidad a Solís y quedó en diagonal al arco, sacar a relucir una de sus mayores virtudes, cargó la zurda y metió un remate bárbaro, que se elevó y se “colgó” del ángulo izquierdo de Arregui que sólo atinó a mirar.

La explosión del Minella vino acompañada con la tranquilidad en el juego de Alvarado, que encontró su mejor versión, ante un rival que no tuvo Plan B y que se mostró cansado desde lo físico. Pero el segundo nunca llegó, por algunas buenas respuestas del arquero visitante (ante una pelota que se le fue larga a Gentile y salió rápido, y achicando a Molina que había ganado nuevamente por su lado) y por la ineficacia del local que falló en el último toque y desperdició un penal el capitán Cristian Canuhé, luego de una linda combinación de Gentile y Visser que terminó con el centro atrás del exTemperley y la mano de Medina cuando barría sobre la línea de fondo.

Fue victoria por 1 a 0 en el resultado, pero mucho más clara en el desarrollo. Y eso es lo más importante, el conjunto de Mauricio Giganti hizo valer la superioridad, demostró que está para pelear la zona y sabrá que todos los que vengan al José María Minella le van a hacer este tipo de planteos, quedará en los marplatenses vulnerarlos y sacar pecho para convertirse en candidato.

Síntesis:

Alvarado (1): Matías Degrá; Matías Caro, Germán Mendoza, Tomás Mantia y Fernando Ponce; Darío Stefanatto y Cristian Canuhé; Julián Bonetto, Nicolás Trecco, Emiliano López y Francisco Molina. DT: Mauricio Giganti.

Cambios: ST 16′ Gaspar Gentile por Bonetto, 25′ Brian Visser por Trecco y 36′ Roberto Bochi por Stefanatto.

Independiente (Neuquén) (0): Ceferino Arregui; Javier Solís, Carlos López Quintero, César Medina y Jonathan Valenzuela; Manuel Berra, Brian Toro, Facundo Graziano y Alan Vivanco; Hernán Azaguate y Álvaro Klusener. DT: Diego Trotta.

Cambios: ST 20′ Mauricio Villa por Azaguate, 28′ Brian Villa Corta por Graziano y 34′ Gianfranco Andreano por Vivanco.

Goles: ST 30′ Molina (A).
Árbitro: Esteban Nassier, de Chascomús.
Incidencias: ST 39′ Canuhé (A) desvió un penal.
Estadio: José María Minella.

Resto de la fecha
Deportivo Roca 2 – Sol de Mayo 2
Villa Mitre 1 – Cipolletti 0
Ferro de Pico 1 – Sansinena 1
Libre: Deportivo Madryn

Comentarios