10° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

“Hay beneficios importantes de que el tipo de cambio flote”

Así lo aseguró el flamante presidente del Banco Central, Guido Sandleris. “Establecimos un objetivo que es exigente, pero que si nos esforzamos llegaremos a bajar la inflación”, sostuvo sobre el nuevo sistema de bandas de flotación anunciado el jueves pasado.

Por Redacción

domingo 30 de septiembre, 2018

Guido Sandleris, el flamante presidente del Banco Central de la República Argentina, se refirió a los anuncios hechos el pasado jueves sobre el nuevo sistema de zonas de flotación cambiaria que regirá a partir de su asunción al frente de la entidad. “Establecimos un objetivo que es exigente, pero que si nos esforzamos llegaremos a bajar la inflación”, sostuvo y destacó que “hay beneficios importantes de que el tipo de cambio flote”.

Con respecto a la nueva escalada que sufrió el dólar el jueves y el viernes, el funcionario -que reemplazó en el cargo a Luis Caputo– aseguró que “fue el final de un esquema y el inicio de otro, dos días que quedaron en sándwich”. “Pusimos en marcha una zona de no intervención pero aún no arrancó la parte del ancla que será el no crecimiento de la base monetaria. El lunes empezaremos con las operaciones de colocar estos títulos que se llaman Lelic y absorber pesos. El mercado definirá cuánto tiene que ser la tasa de interés dispuesto a cobrar para darnos los pesos que tenemos que retirar”, precisó en una entrevista que brindó a Clarín.

En otro tramo de sus declaraciones, reconoció que “los movimientos del dólar generan ansiedades, más con lo que pasó en estos meses y la historia argentina”. Sin embargo, indicó que desde el Gobierno creen que para la economía argentina “hay beneficios importantes de que el tipo de cambio flote”. “No creemos en el dólar fijo. Nos parece importante definir una zona amplia de no intervención”, agregó acerca del sistema que establece la no intervención del BCRA cuando la divisa oscile entre los $34 y los $44.

Por otro lado, se refirió al control que ejercerá la entidad para evitar el crecimiento de la base monetaria, es decir, los billetes en poder del público más los depósitos de los bancos en el BCRA. “Si uno restringe mucho la cantidad de la base monetaria, en alguna proporción transmitirá lo mismo con el resto de los agregados monetarios. Por ejemplo, en estos últimos días ya vimos sucursales de bancos que compran dólares. No será inmediato pero va haber menos pesos para ir al dólar. Así veremos que la inflación caerá“, precisó Sandleris.

Con respecto a la intervención que hará el BCRA en el caso de que el dólar supere los $44, el funcionario reiteró que cada día que eso suceda, la entidad venderá hasta 150 millones de dólares. “Ese número de US$ 150 millones puede parecer poco a la hora de intervenir en un día pero el efecto acumulativo es muy grande. Si intervendría todos los días de acá a fin de año la base caería 20%-30%, nunca fue tan baja e implicaría que no habría pesos para ir al dólar”.

“Es el Banco Central quien hace la política monetaria y quien establece en qué rangos del dólar intervendrá vendiendo sus reservas. El Ministerio de Hacienda es un jugador más, aunque actuará de manera coordinada. En octubre recibirá un desembolso del FMI de entre US$ 8000 y US$ 9000 millones. La plata del paquete del Fondo será para apoyo presupuestario. El monto exacto que venderá dependerá de los gastos en pesos y dólares. La mayor parte son en pesos”, afirmó.

Sandleris atribuyó la crisis cambiaria y economica que afecta a la Argentina a “la sequía y las volatilidades en los mercados internacionales”. “Generaron una situación que mostró a la Argentina muy vulnerable porque venía corrigiendo desequilibrios que arrastraba desde hacía tiempo de manera gradual. Ante este nuevo contexto se hace necesario responder con más fuerza y velocidad para asegurarnos que esa gran volatilidad desaparezca. El gran objetivo de esta estrategia es que ese escenario de riesgo quede atrás“, concluyó.

Comentarios