10° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Reclaman seguridad ante hechos vandálicos en escuelas de tres barrios

Laura Ciraudo, directora de la primaria N° 69 del barrio Don Emilio, aseguró que la semana pasada ingresaron en la dirección y desordenaron el lugar, aunque no se llevaron nada. Las escuelas N° 54, del barrio Belisario Roldán, y 28, de Las Américas, sufrieron hechos similares en el último mes.

Por Redacción

martes 2 de octubre, 2018

Los docentes de las escuelas periféricas de la zona oeste de la ciudad expresaron su preocupación ante los hechos de vandalismo que sufrieron en los últimos días y exigieron mayor seguridad, ya que temen perder los materiales con los que cuentan para educar y asistir a sus estudiantes, en su gran mayoría provenientes de familias en estado de extrema vulnerabilidad.

Laura Ciraudo, directora de la Primaria N° 69, ubicada en Ortiz de Zárate y Juan de Dios Filiberto, aseguró que la semana pasada ingresaron a la dirección del establecimiento y, aunque no sustrajeron ningún objeto, “movieron todo de lugar”. “Por suerte no se llevaron nada, pero nos quedamos muy preocupados de que puedan haber accedido a la dirección de manera tan simple y que hayan visto todas las cosas de valor que tenemos”, precisó.

La docente recordó que el 26 de septiembre pasado también vulneraron la entrada de la Escuela N° 28, ubicada en Ortiz de Zárate y Etchegaray, “pero sonó la alarma y no lograron robar nada”. En la Primaria N° 54, emplazada en José María Calaza y Juan B. Justo, cortaron el alambre perimetral aunque el ataque quedó inconcluso por motivos que se desconocen.

“El Consejo Escolar ha tenido una respuesta inmediata, mandaron a controlar el sistema de alarma y la reparación de la puerta. Pero estamos exigiendo mayor seguridad para las instituciones. Estamos al lado de una comisaria, pero sabemos que no tienen los recursos. Entonces siempre volvemos al mismo circulo vicioso: están las instituciones, pero los recursos humanos y económicos no alcanzan. Entonces, siempre los lugares vulnerables son más vulnerables todavía”, describió la situación.

Ciraudo explicó que “casi todos los chicos que asisten a la escuela están en estado de vulnerabilidad” y que desde la institución brindan mucha asistencia a las familias. “En este momento, recibir un ataque y que nos destruyan nuestras cosas, implica no volver a recuperar nada de eso, volver a dejar a nuestros niños fuera del alcance de muchas cosas a las que de otra forma no acceden: el proyector, las computadoras, internet. Son cosas que la escuela les brinda y fuera de ella, no tienen“, sostuvo la directiva.

Por otro lado, destacó los problemas de infraestructura que también afectan a la escuela, principalmente al salón de usos múltiples que se usa de comedor y mediante el que se accede a la cocina. “No estamos pudiendo dar la comida y solo podemos dar viandas, por lo que hace más de un mes que los chicos están comiendo solo sándwiches y no acceden a una comida caliente, consistente y nutricionalmente correcta”, afirmó respecto a la situación que sufren los 400 chicos que concurren al establecimiento.El Consejo mandó a hacer obras, pero lo del comedor está paralizado“, concluyó.

Comentarios