14° C
Clear
Clear

Antojos: Cómo manejarlos

Para la mayoría de las personas son saboteadores de la dieta y darles lugar genera el abandono del objetivo de perder peso. La opinión del nutricionista.

Por Gimena Rubolino

viernes 19 de octubre, 2018

A pesar de llevar una alimentación saludable, completa y equilibrada por momentos nos pueden dar ganas de comer algo que no es tan saludable. Y es entendible: “El tema es que, muchas veces con la intención de cuidarnos tratamos de tapar esas ganas comiendo algo que sí es saludable. Un ejemplo es cuando comemos una fruta en vez de un alfajor” explica la licenciada en nutrición Estefanía Beltrami.

“Si yo tengo ganas de comer una cosa pero termino comiendo otra, no voy a adquirir la misma sensación de plenitud que comiendo lo que en realidad quería. Por eso, quizás en el momento reemplace la fruta por el alfajor sin problemas pero es probable, que al rato me vuelvan las ganas y me termine comiendo ese alfajor o varios alfajores a la vez” agrega.

La privación aumenta el Deseo

Cuando tengamos ganas de comer algo, no debemos reemplazarlo por lo que debamos ya que a fin de cuentas, vamos a terminar comiendo ambos, primero el alimento que debíamos y luego el que queríamos”.

Dentro de un tratamiento de descenso de peso, es importante tener presente que para perder kilos es necesario obtener un déficit calórico: gastar más calorías que las que consumimos. La premisa es esa.

Decidir en qué momento vamos a cuidarnos y cuando vamos a darnos nuestros gustos es algo que debemos hacer nosotros no el profesional que nos esté ayudando a bajar de peso, o sea, el nutricionista” detalla Estefanía.

En conclusión, mi antojo va a desaparecer sólo si como lo que tengo ganas. No está mal comer un alfajor si mi cuerpo me lo pide. Uno subiría de peso o dejaría de ser saludable si se la pasara comiendo alfajores en altas cantidades. Comerlo de forma moderada cuando realmente tengamos ganas no nos va a perjudicar en nada”.

Para tener en cuenta

Un alfajor aporta las mismas calorías que un yogur más una fruta pequeña. Si bien el alfajor es menos saludable y aporta más grasa que la segunda opción, en calorías es lo mismo por lo que no está mal hacer el intercambio de vez en cuando.

 

Comentarios