Bolsonaro busca convertir a Rio de Janeiro en el "Cancún Brasilero" y ataca a ambientalistas

El mandatario cuestionó las normas ambientales y sobre las reservas indígenas que impiden la construcción de una línea eléctrica entre los estados de Amazonas y Roraima, en la frontera con Venezuela país del cual que importa energía.

Por Redacción

domingo 9 de junio, 2019

En un nuevo round en su pelea con el medio ambiente y quienes lo protegen, el presidente de Brasil Jair Bolsonaro criticó al movimiento ambientalista por sus posiciones "exageradas" que impiden el desarrollo turístico del litoral de Río de Janeiro al que comparó con Cancún, en México.

Bolsonaro dijo que quiere convertir a la Bahia de Angra dos Reis, en Río, en "la Cancún brasileña" y citó que la ciudad balnearia mexicana genera 12 mil millones de dólares por año en turismo.

Señaló, además, que quiere a eliminar las normas que impiden radicar un puerto de gran escala en Angra dos Reis una región donde él mismo fue multado hace años por pescar en una zona de protección ecológica.

"Tenemos que hacer un casamiento entre medio ambiente y progreso" y poner un límite a la "protección ambiental, los parques nacionales (..) los decretos de estaciones ecológicas que inviabilizan al país.

En esa misma línea de argumentación el mandatario cuestionó las normas ambientales y sobre las reservas indígenas que impiden la construcción de una línea eléctrica entre los estados de Amazonas y Roraima, en la frontera con Venezuela país del cual que importa energía.

Desde la campaña, Bolsonaro dejó que ver que su relación con la preservación del medio ambiente sería pésima.Bajo su gobierno, la deforestación del Amazonas llega a niveles alarmantes.

Según el Instituto Brasileño de Investigación Espacial INPE, el sistema de alerta DETER registró una deforestación de 739 kilómetros cuadrados en mayo, el primero de los tres meses en que la tala tiende a aumentar después de la temporada de lluvias en la región.

Fuente: ANSA

Comentarios