Un contador marplatense, condenado por ser testaferro de José López

Andrés Enrique Galera, de 64 años, fue sentenciado este miércoles a dos años y medio de prisión condicional por ser partícipe necesario del delito de enriquecimiento ilícito, ya que la mansión del ex secretario de Obras Públicas estaba a su nombre. Además, es investigado por lavado de dinero y es señalado como uno de los presuntos “valijeros” de Julio de Vido.

Por Redacción

jueves 13 de junio, 2019

La frase “marplatense involucrado en un causa de corrupción” se repite tristemente en los diferentes expedientes que transitan por Comodoro Py, en los que se investigan las maniobras de enriquecimiento ilícito y cohecho perpetradas, durante las gestiones kirchneristas, por funcionarios y empresarios que delinearon un aceitado entramado de pago sistemático de coimas, convirtiendo en un negociado cada contratación del Estado.

A los procesamientos de Sergio Todisco, Elizabeth Ortiz Municoy, Elba Municoy, Osvaldo Fabián Parolari, Marcelo Danza y Patricio Gerbi -en la causa de los “cuadernos de las coimas” y en sus derivaciones por lavado de activos-, y a la condena de José Nuñez Carmona, por el caso Ciccone Calcográfica, ahora se suma el contador Andrés Enrique Galera, que fue sentenciado este miércoles en el marco de la investigación por los famosos “bolsos” en los que José López trasladó 9 millones de dólares para esconder, torpemente, en un convento de General Rodríguez.

Galera, de 64 años, fue condenado a 2 años y medio de prisión de ejecución condicional por ser partícipe necesario del delito de enriquecimiento ilícito. El mismo Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de Capital que sentenció al ex secretario de Obras Públicas a 6 años de prisión. 

Además, los jueces Ricardo Basílico, Adrián Grünberg y José Antonio Michilini establecieron que el contador deberá pagar una multa del 50% del monto del enriquecimiento ilícito, y lo inhabilitaron de forma absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos.

Galera figuró, hasta 2010, como dueño de la mansión en Tigre que habitaba el ex secretario de Obras Públicas. Según los registros de la provincia, en mayo de ese año, le vendió el terreno con el chalet a medio construir a Eduardo Gutiérrez, un proveedor de obra pública durante el gobierno anterior. Este empresario, a su vez, terminó la casa y se la alquiló a López y a su esposa.

Sin embargo, cuando el arquitecto que construyó la casa brindó su testimonio en la causa, dijo que siempre trató con López. Además, en la casa de Tigre, fueron encontrados los planos del inmueble que fue construido como un copia exacta de la casa en Río Gallegos del ex funcionario kirchnerista.

Por su parte, el fiscal federal Federico Delgado investiga a Galera en otra causa por lavado de activos, ya que la firma Viani Construcciones SA, vinculada al marplatense, fue proveedora de obra pública del gobierno bonaerense.

La Unidad de Información Financiera (UIF) también lo tiene en la mira: lo reportó porque los ingresos de sus empresas no se corresponden con su millonario patrimonio, que incluye aviones y múltiples propiedades repartidas entre Puerto Madero, Mar del Plata, Miami y Marbella.

Galera, que reparte sus negocios entre la Argentina y España, fue sindicado como un supuesto “valijero” de la obra pública durante la gestión de Julio de Vido en el Ministerio de Planificación. Incluso, en el caso Skanska, fue señalado por el fiscal Carlos Stornelli como intermediario y quien consiguió las facturas truchas para justificar las coimas, aunque su imputación en la causa no avanzó.

Comentarios