Mar del Plata, Polo de Desarrollo de las Ciencias Forenses

Por Roberto Giordano Lerena

lunes 24 de junio, 2019

La explosión de las tecnologías de la información y la comunicación ha transformado nuestras vidas, nuestra sociedad, nuestra cultura, “digitalizándonos”. Ya nadie duda que somos “digitales”, irreversiblemente “digitales”.

El mundo, tal como lo percibimos, sigue siendo un lugar estrictamente analógico. Desde un punto de vista macroscópico, no es digital en absoluto, sino continuo. No obstante, está cada vez más soportado por información digital.

En cientos de situaciones que vivimos a diario interactuamos de diversas maneras con la tecnología de la información y la comunicación.

Por el solo hecho de vivir en sociedad, en el “mundo actual”, consumimos y producimos información digital (o provocamos su producción). Y en ese ser y vivir digital, dejamos permanentemente huellas o “rastros digitales”; información digital que habla de nosotros y de nuestras acciones. Evidencias digitales de nuestro paso por la vida.

Las ciencias forenses son un conjunto de disciplinas científicas que ayudan a esclarecer un hecho o conjunto de hechos, ayudando de esta manera determinar las circunstancias exactas de la comisión de una infracción o delito y contribuyendo a identificar a sus autores.
La informática forense posibilita la detección y recuperación de la información digital que sirve de evidencia a la hora de reconstruir un hecho o sucesión de ellos. La actuación forense en informática permite recuperar y enhebrar esos rastros digitales de nuestro paso por la vida, garantizando su valor probatorio.

La informática se constituye, entonces, como una herramienta clave de auxilio a la criminalística en particular y a las ciencias forenses en general. La Informática Forense es una rama de las ciencias forenses, que trabaja con datos que han sido procesados electrónicamente y guardados en un medio computacional. Aborda el uso de Tecnologías de la Información para recuperar “evidencia digital”. Un tipo nuevo de evidencia, construida de campos magnéticos y
pulsos electrónicos que pueden ser recolectados y analizados con herramientas y técnicas especiales, siempre bajo los principios generales de evitar la contaminación, controlar la Cadena de Custodia y actuar metódicamente.

La Investigación y Práctica Forense tienen un antes y un después de la informática como herramienta. La Informática Forense afecta a todas las ciencias forenses, potencia sus métodos, les brinda efectividad y les proporciona mejores evidencias. Fiscales y jueces se encuentran cada vez más frecuentemente con delitos que incorporan la tecnología como medio o como elemento contributivo para su ocurrencia, causas con evidencias digitales que considerar, y procesos de investigación que también incorporan medios tecnológicos para arribar a
determinadas conclusiones.

La disciplina forense más antigua y paradigmática es la medicina, que hoy se ve transformada sustancialmente por la disponibilidad de nuevos métodos y herramientas tecnológicos, cada vez más efectivos. El médico forense ya no puede actuar eficazmente sin recurrir a estas nuevas herramientas que han cambiado y seguirán cambiando permanentemente su tarea y le exigen nuevas competencias profesionales. La justicia y la sociedad toda hoy espera resultados de peritos que utilizan la última tecnología disponible para brindar pruebas objetivas fehacientes con respaldo científico. Lo mismo les pasa a los genetistas forenses, los odontólogos forenses, los físicos forenses, los químicos forenses, los contadores que hacen pericias contables, los abogados, los licenciados en criminalística que coordinan los procesos de investigación y hasta a los periodistas (que luchan contra las “fake news”). Todos ellos requieren conocer las herramientas y métodos disponibles a efectos de dar valor a una prueba.

En síntesis, “obtener pruebas” y “hacer justicia” en la actualidad requiere indefectiblemente del dominio de la tecnología, en particular de la informática aplicada. Esto hace que la informática se constituya en la herramienta fundamental de las Ciencias Forenses en la actualidad.
En este contexto, surge el Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Tecnología en Informática Forense (InFo-Lab). Una iniciativa conjunta de la Universidad FASTA, el Ministerio Público de la Provincia de Buenos Aires y la Municipalidad de General Pueyrredon, formalizada mediante el convenio 5/14 de la Procuración General de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires (29 de Mayo de 2014).

El InFo-Lab reúne en la ciudad de Mar del Plata a un equipo de 33 investigadores científicos y tecnológicos altamente calificados, con el objeto de desarrollar soluciones a las demandas en el campo de investigación criminal, la informática forense y su aplicación. Ese equipo interdisciplinario está formado por ingenieros, técnicos, analistas, abogados, criminalistas, comunicadores, médicos, psicólogos, lics. en recursos humanos, lics. en marketing y arquitectos.

El InFo-Lab es el primer y único Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Tecnología en Informática Forense mixto de la Argentina. Con una experiencia de más de 12 años en la temática, hoy es reconocido como referente nacional en el desarrollo de soluciones para la justicia y fuerzas de seguridad. Asimismo, el aporte de las diferentes carreras (Criminalística, Ingeniería en Informática, Abogacía, Especialización en Medicina Legal, Odontología, Periodismo, Contador Público, entre otras) y sus respectivos investigadores de la Universidad FASTA conforman una fortaleza institucional en términos de dominio de las ciencias forenses que agregan valor a las soluciones requeridas por la Justicia.
La concentración de capacidades de investigación y desarrollo en ciencias forenses y en la informática aplicada a las mismas para generar soluciones concretas a problemas concretos determina, entonces, la posibilidad de ser un “Polo” de desarrollo en Ciencias Forenses. Mar del Plata tiene capacidad de investigación y desarrollo y una clara y manifiesta vocación de servicio en sus universidades. Tiene, además, una demanda calificada de soluciones en el ámbito de la Justicia, con apertura y capacidad.

El InFo-Lab es una prueba fehaciente de trabajo interinstitucional e interdisciplinario. Aporta la capacidad de investigación y desarrollo en informática aplicada a las Ciencias Forenses y experiencia en gestión de proyectos tecnológicos complejos. Sus desarrollos son efectivamente adoptados, mejorando sustancialmente el desempeño de las instituciones. Sus aportes son reconocidos por sus demandantes y por las instituciones científicas. Como ejemplos, cabe señalar que el InFo-Lab tiene 7 proyectos de Desarrollo Tecnológico Social acreditados por el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología y publicados en el Banco Nacional de PDTS de nuestro país y fue reconocido con el Premio Nacional de Gobierno Electrónico que entrega la Sociedad Argentina de Informática.

Más de 55 investigadores de 8 universidades e instituciones de América Latina trabajan en proyectos conjuntos con el InFo-Lab. Las soluciones que se generan en el InFo-Lab, con intelecto puramente marplatense, llegan a los diferentes organismos de justicia y seguridad de nuestras provincias, de la nación, y hasta cruzan las fronteras de nuestro país. Hoy Mar del Plata produce soluciones de alto valor agregado en el campo de las ciencias forenses y su aplicación para la región.

En este escenario, está en nosotros redoblar la apuesta. Hay una oportunidad tremenda para que Mar del Plata explote su inmensa y comprometida capacidad de investigación y desarrollo, sume esfuerzos, y honre su vocación de servicio como ciudad, generando conocimiento y desarrollando soluciones que contribuyan a una mejor Justicia.

Comentarios