Un marplatense en Chernobyl​: “El miedo es que se transforme en Disneylandia”

Nino Ramella, destacado periodista marplatense, en referencia a su visita a Chernobyl, manifestó que “en el lugar, hay stands de souvenirs, donde te venden mascaras, imanes para la heladera, que banalizan un lugar donde ocurrió una gran tragedia”.

Por Redacción

lunes 1 de julio, 2019

El accidente de Chernobyl​ fue un incidente nuclear que sucedió el 26 de abril de 1986 en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, ubicada en el norte de Ucrania, que en ese momento pertenecía a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, a 3 km de la ciudad de Pripiat, a 18 km de la ciudad de Chernobyl​ y a 17 km de la frontera con Bielorrusia.

Considerado, junto con el accidente nuclear de Fukushima en Japón en 2011, como el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares, y suele ser incluido entre los grandes desastres medioambientales de la historia.​

Hoy, la cantidad de turistas que buscan entrar a la Zona de Exclusión de Chernobyl, una zona de tierra contaminada de unos 30 kilómetros de radio que rodea a la planta de energía, da trabajo a varias empresas turísticas.

“Lo primero que se me viene a la cabeza cuando hablamos de Chernobyl, es la naturaleza que se comió una ciudad, que tenia 100000 habitantes, con supermercados, cines, túneles, edificios y hoy hay que ir abriendo las hojas para ir viéndola, porque se ha transformado en una selva, al punto de que hay hasta animales silvestres” manifesto Nino Ramella, destacado periodista marplatense, en diálogo con “Antes que sea Tarde” por Radio Mitre, a propósito de su visita a Chernobyl.

“En el caso de algunos perros que han quedado de aquel momento, están clasificados y aconsejan que no los toquen ya que tienen radioactividad. Hay sitios donde no se puede acceder justamente por el alto nivel de contaminación, por lo que también recomiendan ir lo mas cubierto posible, sin bermudas ni remeras manga corta, no tocar nada y mucho menos cosas de metal las cuales conducen en mayor medida la radioactividad”, señaló Ramella.

Antes de la apresurada evacuación de la ciudad, a los residentes, que en ese momento eran 116000 personas, no se les informó sobre el accidente nuclear que había ocurrido a poca distancia, por lo que tuvieron de salir dejando todo es sus casas. “Actualmente adentro de las viviendas a donde se puede acceder, ya no hay nada, porque algunos de los anteriores dueños han vuelto en su momento y se han llevado las cosas, ademas de los saqueos que ha habido, que han sido constantes, lo que genero en su momento una gran preocupación, ya que de alguna manera estaban diseminando los elementos contaminados hacia otros lugares” afirmó Ramella.

“En cuanto a una mirada critica que uno puede hacer, es que con el impulso que esta teniendo el turismo en ese lugar, con la serie y demás cuestiones, el riesgo va a ser mas cercano y el miedo es de que se transforme en Disneylandia“. “En ese lugar hay stands de souvenirs, donde te venden mascaras, imanes para la heladera, que dicen Radioactividad o Danger, banalizando un lugar donde ocurrió una gran tragedia” destacó Ramella.

Esta gran tragedia, a pesar del tiempo transcurrido, ha dejado muchas preguntas sin responder, “lo interesante, es que se vuelven a instalar temas que no han sido resueltos, como la cantidad de muertos que produjo ese accidente. Para la OMS hubo 9000, para Greenpeace hubo 90000, como así también con respecto a las secuelas y porque se produjo”, señaló el periodista.

En referencia a la serie estrenada recientemente sobre la tragedia de Chernobyl, la cual es una historia de terror realista y apocalíptico al mismo tiempo, la misma se ha convertido en una de las series mejor valoradas, con un relato que no coincide del todo con la realidad según los Rusos, por lo que “están analizando realizar una serie, con la mirada de ellos, ya que en su momento no aceptaron que había sido un error de diseño, debido a que era una mala propaganda para el imperio. La versión mas cercana y compartida es que estaban haciendo una prueba de emergencia en el Reactor 4, y por un error humano se inicia la tragedia” afirmó Ramella.

Comentarios