El emotivo homenaje de los Bomberos en la pandemia, otro ejemplo de un aprendizaje de todos

En medio de la dramática e inédita situación que vive el mundo, el aplauso para los profesionales de la salud se convirtió en una sana costumbre, la cual nos deja un mensaje como sociedad. El cuartel central de Bomberos, por su parte, hace sonar su sirena, pone el himno y remata con la canción “Resistiré” en los altoparlantes, para sumarse al homenaje.

Por Redacción

martes 31 de marzo, 2020

Mural del Cuartel de Bomberos - Foto ilustrativa

Por Nicolás Mondino

Convocado originalmente por redes, el aplauso de las 21 para homenajear a los profesionales de la salud se ha convertido en una costumbre en todo el mundo a partir del Coronavirus. Tiene su origen en España, pasó por Italia, lo implementó Estados Unidos y ha llegado a nuestro país desde el primer día en que el COVID-19 tocó suelo argentino.

Como un efecto multiplicador y de agradecimiento, todos nos conmovemos ante la situación y podríamos explicar la sensación en dos motivos principales: uno, homenajear el esfuerzo heroico que hacen médicos, enfermeras y demás integrantes de los distintos hospitales, clínicas y distintos centros de salud, exponiendo su vida para salvar la de otros. En sí mismo, ese hecho ya nos da la pauta del camino que deberíamos tomar siempre. Reconocer al otro, darle el valor que merece, reconocernos en el otro como parte esencial para todos. Es con el otro, es en conjunto. Y siempre entendiendo que no se trata de una frase, un cliché de campaña política o la espuma de una ola que llega a la orilla para luego irse. Es con el otro, en conjunto, así, siempre.

El otro de los motivos que podrían encontrarse entre muchos y que genera impacto de este aplauso popular desde balcones, ventanas y casas, es la actividad colectiva per se. Una interacción social conjunta, compartida, emotiva, que nos une y nos pone a todos del mismo lado de la vereda, para ya olvidarnos de hablar de grietas. Las diferencias de pronto desaparecen. De un momento al otro, el disfraz de división en el que se esconde la maquiavélica idea de separación individualista se cae ante un golpe nada sutil e irónico, como una respuesta inesperada del todo a lo individual.

Quedamos aislados para darnos cuenta que necesitamos estar juntos. Paradójicamente, ahora muchos notan ser parte de algo que nos excede ampliamente al egoísmo, las diferencias, la falta de solidaridad y empatía real y las ambiciones particulares en las que se suele navegar. El encierro nos abrió a una nueva etapa, quizás un necesario cambio de estructuras, un cambio de época. Ojalá este pensamiento casi utópico se materialice y que el horror, el drama y el dolor que genera el virus mortal, nos sirva para plasmar este aprendizaje en el tiempo.

Estamos dando batalla todos juntos. Todas deberían ser así, con distintos pensamientos, con una construcción en la disidencia, pero con todos. Otro de los puntos que nos marca el mismo camino, en conjunto.

Ante esta movilizante demostración de lo que siempre debió ser y se aprende por una dramática coyuntura, los Bomberos decidieron participar a su modo y agregarle incluso más emotividad. “Nos sumamos al homenaje y como no se sentirían nuestros aplausos decidimos acompañar de esta manera”, nos dice una de las oficiales que está de guardia en el cuartel.

Desde ese edificio central de Salta entre Falucho y Gascón, a las nueve en punto mientras la noche “es como un ala sobre las azoteas” y por “calles con luz de patio”, resuena fuerte la sirena vestida de aplausos de los vecinos. Tras eso, se impone en los altoparlantes el Himno Nacional Argentino.

 

Y como una especie de grito de guerra, el homenaje concluye con la reconocida “Resistiré”. La canción  popularizada por un dúo español y que tuvo decenas de intérpretes que la entonaron en el mundo de habla hispana, tiene su génesis en la canción “I will survive” de Gloria Gaynor. “Resistiré”, “sobreviviré”, en definitiva el mensaje es el mismo en cualquier idioma y por eso, también los españoles, la usan como himno en la batalla contra el Coronavirus.

Otra historia más de esta situación inédita que nos toca vivir. Otro momento emotivo, en este caso de los bomberos quienes también dan su vida por el otro. Aplausos para ellos, ya que estamos.

Otro ejemplo de esos que nos quedarán de estos días, cuando la pandemia pase. Nadie sabe si todo volverá a ser como fue, pero seguro que pasará y esperemos que nos quede mucho de aprendizaje.

Aplaudir, cantar, resistir, pero principalmente quedarse en casa, esa es la consigna con la que todos podemos encontrar la forma de ganar en esta batalla. Por los que exponen su vida al enfrentar la muerte en las guardias de un hospital, una clínica o cualquier otro centro de Salud; por los que salen todos los días a trabajar para que puedas comprar el alimento que te hace falta; por aquellos que no les queda otra que salir para cuidar a alguien; por los que están haciendo el esfuerzo y  ni siquiera ven a sus hijos; por los que tenemos la tarea de ir a la calle a informar… Por todos, en conjunto, con el otro, siempre se trata de eso. Vos hacé tu parte, quédate en casa y aplaudamos fuerte por todos ellos, por todos nosotros.

 

Comentarios

Argentina - Coronavirus (COVID-19)

Total casos: 18319 - Muertes: 570 | Mar del Plata casos activos: 4 - Muertes: 3