La angustia de Gisela Marziotta: “Volví a dar positivo en COVID-19″

Desde hace 30 días sufre problemas para respirar, opresión en el pecho, cansancio y otros síntomas de la enfermedad.

Por Redacción

martes 8 de septiembre, 2020

Hace casi un mes, Gisela Marziotta fue diagnosticada con coronavirus. Sus dudas comenzaron tras sentir un gran malestar corporal y un fuerte dolor en el pecho, que en un principio relacionó con el estrés. Sin embargo, sus sospechas quedaron confirmadas con la pérdida del gusto y el olfato. Se hizo el hisopado, se aisló, y aunque días después recibió el alta ahora vive nuevamente un calvario. En las últimas horas, a través de sus redes sociales, contó que tuvo que examinarse de nuevo y para sorpresa suya volvió a dar positivo.

La periodista se dirigió a una clínica para hacerse un control y se retrató con barbijo y el típico camisolín quirúrgico antes de empezar con su relato. “Estoy cerca de los 30 días de haber sido diagnosticada y no negativicé. Y si bien tengo el alta porque ya no contagio, los síntomas hacen que me cueste hacer muchas cosas. Lo que era tan simple como subir o bajar una escalera ahora por momentos es angustiante”, sostuvo.

Marziotta luego agregó que la tomografía computada de pulmones arrojó que las heridas que le provocó el COVID-19 están mejorando. El electrocardiograma y el análisis de sangre también salieron normales. Gisela remarcó que aunque muchos de los contagiados son asintomáticos, otros -como ella- siguen con síntomas por muchos días, e incluso meses: “A veces, siento que estoy perfecta y que todo pasó. Y, de pronto, siento una opresión en el pecho. Me empieza a costar respirar y tengo que parar, relajarme, que no es fácil en ese momento, y esperar a que pase”.

View this post on Instagram

Hoy hice el control post COVID. Les cuento que mi segundo hisopado volvió a dar positivo, estoy cerca de los 30 días de haber sido diagnosticada y no negativice y si bien tengo el alta desde porque ya no contagio, los síntomas y el malestar todavía hacen que me cuesten mucho, muchas cosas. Lo que era tan simple como subir o bajar una escalera, ahora, por momentos, es una situación angustiante. Hoy me hice una tomografía de pulmones por las heridas de COVID y están mejorando. Además me hicieron un electro y análisis de sangre. Todo salió muy bien en función de que estoy en recuperación de este virus que es mucho más complejo de lo que nos imaginamos y de lo que se sabe. Como hay casos asintomáticos hay casos que seguimos con síntomas por muchos días, semanas, incluso meses. A veces siento que estoy perfecta y que todo pasó y de pronto siento una opresión en el pecho y me empieza a costar respirar y tengo que parar, relajarme, que no es fácil en ese momento, y esperar que pase. Por momentos pierdo toda la energía y siento que el cuerpo no me responde, me mareo y tengo que recostarme y después de unos 30’ 40’ de descanso otras vez siento que todo pasó y puedo seguir. Otras consecuencias no en todos los casos, pero que estoy atravesando es la caída de cabello, la falta de apetito y falta de aire cuando hablo. Como compartí el primer diagnostico y recibí y agradezco muchísimas muestras de afecto y de preocupación, quiero compartir también cómo evoluciona y si bien voy mejorando, aunque lentamente, espero ayudar en la toma de conciencia de que esto no es algo sencillo, no sabemos mucho y eso lo hace mas peligroso todavía. En cuanto a Rafa y a Alfonsina, ellos están muy bien y fueron considerados positivos sin hacer el hisopado porque es muy invasivo. Estuvieron aislados 15 días en casa aunque yo estaba en otra habitación. Ahora volvimos a una semi normalidad dentro del aislamiento porque todavía tengo algunos momentos que ya les conté pero volvieron los abrazos y los besos y ver películas los tres en la cama y hasta dormir juntos después de tantos días separados. Quédate en casa, es tu obligación! No esta bueno pasar por esta experiencia para saber de qué se trata.

A post shared by Gisela Marziotta (@gisela_marziotta) on

La diputada reconoció que por momentos pierde toda la energía, y siente que el cuerpo no le responde. Los mareos constantes la obligan a tener que recostarse para recuperarse y después de 30 o 40 minutos de descanso volver a empezar. También señaló que tiene caída del cabello, falta de apetito y de aire a la hora de hablar.

Por último, aclaró que sus hijos están muy bien, y que anhela que todo pase para volver a retomar su vida normal, sin dolores físicos. “Rafa y a Alfonsina fueron considerados positivos sin hacer el hisopado porque es muy invasivo. Estuvieron aislados 15 días en casa aunque yo estaba en otra habitación. Ahora volvimos a una semi-normalidad dentro del aislamiento. Pero volvieron los abrazos, los besos y ver películas los tres en la cama. Y hasta dormir juntos después de tantos días separados. Quedate en casa, es tu obligación. No está bueno pasar por esta experiencia para saber de qué se trata”, concluyó.

Fuente: TN

Comentarios