Finalmente no hay definición y habrá que esperar nuevamente hasta el jueves para conocer con “precisiones” los alcances del polémico decreto firmado por el Intendente Carlos Arroyo y otros funcionarios de su gabinete que pone fin a las autorizaciones de nuevas fiestas electrónicas en la ciudad.

Pese a lo previsto, el Ejecutivo municipal desarrolló esta tarde una breve conferencia de prensa donde no se aclararon cuestiones pendientes sino que sólo se anunció que a las 13 de mañana se brindará el “comunicado final” sobre el documento. Mientras tanto, continuarán las conversaciones con el sector empresarial en las próximas horas y se prevé que se extiendan hasta la noche, según confirmó el Secretario de Salud de la comuna, Gustavo Blanco.

Mirá también:  Promueven un proyecto de ordenanza para regular los Food Trucks

“Dada la magnitud de la situación, vamos a seguir trabajando conjuntamente con los empresarios durante toda la noche y mañana vamos a poder dar el comunicado final de este decreto”, afirmó el funcionario.

Sin ahondar en mayores detalles en su intervención, el Secretario de Gobierno de la comuna, Alejandro Vicente, consideró que en estos momentos el Municipio no “seguir avanzando para no generar ningún tipo de declaración que provoque algo que no sea bien visto”, pese a que en horas de esta tarde se decidió que el decreto tomara estado público con sus respectivos fundamentos y considerandos. “El decreto está vigente”, remarcó.

En un confuso escenario donde si bien la decisión parece ya estar tomada e incluso tiene el respaldo de la firma del mismo jefe comunal y otros funcionarios, el Ejecutivo aún se propone pulir algunos detalles de la medida, en lo que será una extensa “charla” con los empresarios, iniciada desde las primeras horas de este miércoles. Sin embargo, hasta ahora, lo único claro son las dudas.

Mirá también:  El Intendente lamentó la pérdida de José Cano: "Es una desgracia"

 


Comentarios

comentarios