Embarazada apuñaló a su marido tras sufrir una golpiza

La mujer, de 29 años, se defendió con un vidrio de una ventana que había roto su pareja durante el ataque. El hombre está fuera de peligro

Por Redacción

miércoles 3 de agosto, 2016

Un hombre de 33 años recibió una puñalada en el abdomen luego de que su mujer embarazada se defendiera con un vidrio en medio de los golpes que le estaba propinando, y permanecía esta mañana internado y detenido en el hospital Interzonal de Mar del Plata, informaron fuentes policiales. El individuo está fuera de peligro, mientras que la mujer, cuyo embarazo no corre riesgo, sufrió varios traumatismos en la cara, los brazos y las piernas.

El hecho de violencia de género ocurrió este martes en una vivienda situada en la calle Echevarría al 2000 del barrio San Martín, de esta ciudad, cuando la pareja, -integrada por una mujer de 29 años, embarazada, y un hombre de 33- comenzó una fuerte discusión ante la presencia de sus hijos de 7 y 10 años, en el interior de la casa.

En ese marco, según informaron los investigadores, el hombre la arrastró desde la habitación hasta el comedor y comenzó a apretarle el cuello con la intención de asfixiarla. Al quedarse sin aire, y durante el forcejeo, la mujer tomó un pedazo de vidrio de una ventana que había roto el hombre minutos antes en el medio de la discusión y le propinó un corte a su pareja en el estómago, indicaron fuentes de la investigación.

Al lugar se acercó personal policial, en conjunto con el servicio de emergencias médicas, y el hombre fue trasladado al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde fue intervenido quirúrgicamente y quedó internado, además de aprehendido y con custodia policial por tentativa de homicidio.

En cuanto a la investigación, intervino personal de la Comisaría de la Mujer a partir del relato de la víctima, que se retiró a su domicilio en buen estado de salud, pero presentando algunos hematomas y lesiones producto de la pelea, aunque con el shock propio de lo sucedido.

La causa quedó a cargo del fiscal Alejandro Pellegrinelli, quien manifestó que la investigación hasta el momento demuestra que la mujer actuó en defensa propia. Además indicó que la mujer ya había presentado en otras oportunidades denuncias de que el marido la golpeaba. La causa lleva la carátula de “tentativa de homicidio doblemente agravado”, por el vínculo de pareja y violencia de género (la pena tiene un piso de 10 años).

Comentarios