Gemelos platenses entre los alumnos que más saben de química en el mundo

Uno de ellos ganó la medalla de bronce en las Olimpiadas de Georgia y desde hacía dos años seguidos obtuvieron el oro.

Por Redacción LP

sábado 6 de agosto, 2016

Junto a otros dos argentinos participaron de las Olimpiadas Internacionales que se disputaron en Georgia. Uno de ellos, volvió con medalla de Bronce. En el 2014 y 2015 habían sido premiados con la de oro en la competencia nacional
“Es más constancia que ser brillante”, aseguró Ignacio Rivera, un joven de 18 años, alumno de 7mo. año en la especialidad de Química de la Escuela Técnica N°6 “Albert Thomas” de La Plata, seguro de que fueron sus horas de estudio las que les permitieron alcanzar la medalla de bronce en las 48° Olimpiadas Internacionales de Química que se celebraron en la ciudad de Tbilisi, en Georgia, país de Europa.
Ignacio y su hermano gemelo Juan Pablo, junto a un alumno de Rosario y otro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, fueron los cuatro argentinos encargados de representar al país en el certamen realizado entre el 23 de julio y el 1° de agosto.
Según el sistema de premiación, de los 300 jóvenes que formaron parte de la competencia, los que obtuvieron los mejores resultados se hicieron acreedores de las medallas de oro, de plata y de bronce.
“Era bastante difícil. En general los contenidos están hechos un poco más elevados que para la secundaria”, contó Ignacio, quien aseguró que al certamen lo “organiza gente del Primer Mundo y si comparamos la educación que reciben chicos en una escuela secundaria de, por ejemplo China, con la que recibimos nosotros, acá es mucho mejor”.
Sobre la evaluación el joven platense consideró que está destinada a medir la exigencia y no sólo hay que demostrar lo que se sabe sino realizarlo en un tiempo acotado.
El examen estuvo dispuesto en dos espacios de cinco horas cada uno: “había una parte experimental, tipo laboratorio, que tenía tres pruebas distintas de química, y una parte teórica en la que había que responder enunciados y que abarcaban muchos temas de química analítica, orgánica e inorgánica y fisicoquímica”.
Para llegar a Georgia los alumnos platenses debieron emprender un arduo trabajo que implicó enfrentar distintas etapas de evaluación. “Para clasificar en una Olimpiada Internacional tuve que participar de una a nivel nacional. A los que nos fue bien, es decir dentro de los mejores del país, se hizo una selección para que asistiéramos a clase con docentes de la UBA que nos entrenaron a través de teórica y laboratorio. Luego hicieron un examen y quedamos los cuatro que obtuvimos mejores notas”.
“La verdad que me costó mucho porque por más que tengo cierta facilidad para las cosas, hay que estudiar mucho. No es que soy un genio y las cosas me quedan así, fáciles. Es más constancia que ser brillante, al menos en mi experiencia”, opinó el adolescente.
Ignacio y Juan Pablo, además de ser gemelos, son trillizos con Ana Paula. Los tres compartieron la escuela primaria y luego los varones decidieron estudiar en la escuela técnica con la especialidad de química, mientras su hermana ingresó a la facultad de Medicina.
Juan Pablo siguió el mismo proceso que Ignacio y, si bien había obtenido mejores notas en una evaluación anterior, esta vez fue su hermano quien logró la medalla. Más allá de ese reconocimiento extra, los hermanos Rivera, se ubicaron como los mejores estudiantes de química del país.
Ignacio destacó el apoyo moral y el compañerismo de sus compañeros y de sus docentes de la escuela que dirige el profesor Sergio Figueiredo.
Durante el año 2014, Ignacio obtuvo medalla de oro y Juan Pablo de plata en el nivel II de la Olimpiada Nacional, mientras que en el 2015, ambos lograron medalla de oro en distintos niveles.
Hijos de un ingeniero electricista y una odontóloga, los gemelos aseguran que en su casa se les inculcó la importancia de estudiar aunque a ninguno de sus padres les gusta la química con la pasión que la viven estos dos jóvenes.

Comentarios