Juan José Aranguren, con peor imagen que Cristina

La consultora Management & Fit llevó adelante una encuesta sobre la imagen de funcionarios en la que el ministro de Energía tuvo peores números que la ex presidente Cristina Kirchner.

Por Redacción

martes 30 de agosto, 2016

Estaba claro que el efecto tarifazo había pegado (para mal) en la imagen del ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren. Lo que no se había precisado, o al menos no se había difundido masivamente, es cuánto. Y esta medición trae varias aristas particulares. Una, dolorosa para el oficialismo, es que el ex CEO de Shell muestra hoy peores números que Cristina Kirchner.

La encuesta corresponde a la consultora Management & Fit. Relevó 2.000 casos en todo el país, entre el 20 y el 26 de este mes.

imagen 1

A partir de la medición de las imágenes “muy buena”, “buena”, “regular” y “mala”, más las opciones “no lo conoce” y “no sabe/no contesta”, se llega a una conclusión sobre cada uno de los medidos. El índice que se toma para ubicarlos en la tabla es el “diferencial”: o sea, la imagen positiva menos la imagen negativa. Y es en ordenamiento en el que Aranguren queda debajo de Cristina, con un premio consuelo: peor le va a Julio de Vido. Ambos cierran en los puestos 11 y 12.

En el caso del actual ministro, tiene un diferencial negativo de -16%, producto de 4,3% de imagen “muy buena”, 11,1% de “buena” (en total, 15,4% de positiva), contra 31,4% de “mala” (en total, 31,4% de negativa). La ex presidenta, en cambio, si bien tiene mayor imagen negativa (44,6% de “mala”), su diferencial es menor (-9%)  porque suma mucha más imagen positiva que Aranguren (35,6%, producto de 25,6% de “muy buena” y 10% de “buena”).

Del otro lado de la tabla, las mejores performances corresponden a la gobernadora María Eugenia Vidal (23,4% de diferencial positivo) y los diputados opositores Sergio Massa (17,6%) y Margarita Stolbizer (15,6%).

imagen 2

Hasta ahora, Mauricio Macri ha defendido en público y en privado a Aranguren, haciéndose cargo de que la decisión de cómo y cuándo aumentar las tarifas que tanto problemas trajo salió de lo más alto de la Casa Rosada.

En una comida informal, semanas atrás, un funcionario arriesgaba cuándo podría producirse una salida del ministro de Energía, cuya renuncia fue rechazada varias veces: “Lo van a echar, el día que vean que el problema del gas o la luz afecte directamente la imagen de Macri”. Esa herida, por ahora, no se produjo. O por lo menos, no es lo suficientemente profunda para avanzar en el sacrificio.

Fuente: clarin.com

Comentarios