6° C
Partly Cloudy
Partly Cloudy

Robles: “El perjuicio es muy grande, pero Osimani tiene razón”

El presidente de Peñarol lamentó el juicio perdido con el uruguayo, al que tendrán que abonarle 40 mil dólares por falta de pago. “El dinero está retenido en una casa de cambio”, argumentó

Por LP

lunes 5 de septiembre, 2016

La noticia pegó fuerte en el ambiente del básquet: Peñarol deberá pagarle más de 40 mil dólares a Martín Osimani, luego de que el tribunal arbitral de FIBA se expida a favor del uruguayo en un juicio por falta de pago. Ante el impacto, el presidente “Milrayitas”, Domingo Robles, aceptó la resolución y explicó la situación ante la consulta de El Marplatense: “El dinero siempre estuvo, aunque la dificultad fue que quedó retenido en una conocida casa de cambio de Mar del Plata. De hecho, cuando nuestro dinero no estaba retenido le hemos girado plata a Uruguay”.

La deuda original con el base ascendía a 22.800 dólares, aunque por penalidades, intereses y costos del juicio, Peñarol deberá pagar casi el doble, en un fallo que no se puede apelar. De no abonar la cifra, la entidad marplatense puede recibir una sanción de 150 mil dólares, además de la imposibilidad de contratar jugadores. “El perjuicio es muy grande. Veremos cómo lo solucionamos”, admitió Robles. “En algún momento, la casa de cambio destrabará su situación”, confió.

Con respecto a la actitud del jugador, que disputó la temporada 2014-15 en Peñarol, Robles dejó en claro que no guarda rencores y aceptó la realidad. “No tengo nada contra Osimani. Desgraciadamente, tiene razón. Al jugador no le interesan las razones por las que no cobró”, indicó el dirigente.

“Era el último recurso para cobrar”

A su vez, el agente de Martín Osimani, Claudio Pereyra, dio su versión en el programa Pick and Roll Radio (FM de la Azotea). “Cuando terminó la temporada donde Osimani jugó en Peñarol, se comunicó conmigo el dirigente Alfredo Miño, que siempre se comportó como un señor, porque en definitiva es el que tiene que dar la cara, y me dijo que lo espere unas semanas para que Martín cobrara lo que le debían: 22.800 dólares”, explicó.

Pereyra relató que “después de algunas conversaciones más y unos meses de espera, ya ni siquiera teníamos respuestas. Les pedí que me den una certeza de cómo sería el  plan de pagos, intimándolos a que si no lo hacían debía empezar el juicio en FIBA, pero la respuesta del club fue cómo desafiándonos a que lo hagamos”. “Lamento que la mejor liga de la historia de Latinoamérica se vea manchada por un juicio de esta naturaleza que llegó a FIBA, pero era un último recurso que tuvimos que hacer para cobrar”, concluyó.

 


 

Comentarios