14° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Rando y Fittipaldi, distintos sentimientos pero el mismo sueño

El arquero de Banfield quiere coronarse con el club de sus amores, mientras que el volante de San Isidro busca el título con un grupo de amigos. Ambos palpitaron la final con El Marplatense

Por LP

viernes 16 de septiembre, 2016

Mariano Rando (25) está ante la posibilidad de concretar el sueño de ser campeón con el club de sus amores. A los 5 años empezó a atajar en Banfield, alcanzó pelotas en las mejores campañas del club y también se bancó las malas. Ahora es referente y, con sus notables atajadas en las definiciones por penales, se convirtió en pieza clave para el equipo de David Mariscal.

Juan Fittipaldi (31), mediocampista surgido en Boca y bendecido por la gloria de ascender al Argentino B con Unión (2008) y al Argentino A con Alvarado (inolvidable gol en la final de 2012), no está identificado con San Isidro. Pero en el “Celeste” puede conseguir su primer título en el fútbol local, además de inaugurar las vitrinas del club, que por primera vez en su historia jugará una final. Una chance nada despreciable, mucho menos si el camino a la gloria se recorre con un grupo de amigos.

Rando y Fittipaldi tienen distintos sentimientos pero el mismo sueño: ser campeones del fútbol de Mar de Plata. Este sábado, se enfrentarán en la final del Torneo Apertura. Pero antes, se juntaron con El Marplatense para palpitar el duelo. “Tanto San Isidro como Banfield hicieron cosas para estar en la final y no hay que desmerecerlos”, remarcó Fittipaldi mientras Rando asentía.

– Juan, pese a tu experiencia en torneos más importantes, esta es la primera final en la historia de San Isidro. ¿Eso te hace vivir un momento especial?

– (Fittipaldi) Seguro que es especial, tanto para mí como para mis compañeros. La gente del club está muy ilusionada, en 88 años de vida es la primera vez que llegan a una final. Estamos con ansias de que arranque la final.

-Leonardo D’Urso dijo que este San Isidro no luce tanto como el de 2009 pero tiene otra mística. ¿Eso lo genera la experiencia que tienen ustedes?

-(F) Puede ser, se suman esas cosas. En cada línea hay jugadores de experiencia y cada uno aporta lo suyo. Esto se toma con las mismas ganas que cualquier Torneo Federal. A mí me ha tocado no jugar algunos partidos por trabajo, pero en playoffs el equipo saco esa mística de jugadores de experiencia, de decir “acá estamos nosotros” y de querer pasar siempre.

-Mariano, Banfield se había quedado en las semifinales de los dos torneos en 2015. ¿Creés que el equipo dio un salto para llegar a la final?

– (Rando) Sí, el club mantuvo una base del año pasado con jugadores de experiencia como Lea (Monges) y Juani (Briones). El año pasado llegaron a dos semifinales, yo no tuve la suerte de estar porque vine este año. Pero pocas veces me ha tocado estar en un grupo humano tan unido con tan buena gente. Estamos con mucha expectativa.

-¿Esperaban llegar tan lejos?

-(R) Y… se hablaba de que este año tenía que ser el año del grupo, por la espina que había quedado el año pasado de no poder jugar la final. Nos preparamos para esto desde enero. Después, en los partidos más difíciles, el equipo saco un plus que no venía teniendo. En los partidos más difíciles, el equipo demostró que saca algo de adentro y lo puede revertir.

-Juan, ¿ustedes pensaban llegar a la final?

-(F) Siempre que se arranca un torneo las expectativas son las mejores, pero es un equipo nuevo, con 10 u 11 jugadores nuevos. Lo primero era clasificar y estar ahí. Después, se va dando. Los playoffs son partidos aparte y, a diferencia de la fase regular, no tenés revancha.

-Ganaban 3 a 0, les empataron 3 a 3 y necesitaron de los penales, ¿cómo explicás el partido ante Independiente?

– (F) La verdad que hicimos una primera mitad como lo había planificado Leo (D’Urso). Se nos derrumba un poco cuando nos hacen el primer gol. Después, te vas metiendo atrás inconscientemente. Ellos terminaron tirando centros, cuando su premisa de juego es tener la pelota. Pero la realidad es que nos empatan con centros y con un delantero grandote (NdeR: Peralta Raimo). Pero son cosas que pasan y después en los penales se nos dio.

-Mariano, ¿sentís que Alvarado les dio vida al no aprovechar su momento en las semifinales?

– (R) Fue un poco así, fue un partido muy duro. Alvarado es un equipo muy compacto en defensa, muy firme. No nos dejó espacio para nada y parecía que no lo podíamos empatar. Pero tuvimos la suerte de que “Dami” (Damián Riveira) la puso al lado del palo en un tiro libre y ganamos en los penales.  Tuvimos la suerte de pasar dos veces por penales, pero a los penales también hay que patearlos bien y yo tuve la suerte de atajar alguno.

-Juan, ¿cómo describís el juego de San Isidro?

– (F) Nos complementamos muy bien. Tenemos una defensa dura con un mediocampo batallador, pero de mitad de cancha para adelante tenemos jugadores desequilibrantes, como Lucas Tarabini, Hernán Vidal, Martín Gallego, Maxi Gómez, Pablo Damboriana… Tenemos la posibilidad de ser verticales con esos jugadores. Es un equipo que tiene falencias pero que las revertimos por otro lado.

final-futbol-local-4

 DINÁMICA DE LO IMPENSADO

-Con lo que sabés de Banfield, ¿qué esperás de la final?

– (F) Banfield tiene jugadores de experiencia, que los conozco. Es un equipo que por algo llegó a la final. Creo que tanto San Isidro como Banfield hicieron cosas para estar en la final y no hay que desmerecerlos. Ojalá que salga un lindo espectáculo.

-Por cómo se dieron los playoffs, está todo dado para un partido cerrado…

– (F) Sí, pero nunca se sabe. Por ahí se abre el partido con un gol tempranero y se desarma todo, porque tenés que salir a buscar. También puede darse un partido cerrado, con dos equipos que se cuidan. Habrá que jugarla.

-Mariano, ¿vos qué esperás para el sábado?

-(R) Puede pasar cualquier cosa. A veces pensás que va a ser cerrado y el fútbol te demuestra que a los dos minutos un equipo hace un gol y cambia todo. Ojalá que sea un partido hermoso. Nosotros vamos a intentar jugar, como venimos haciendo. Eso es lo que nos trajo hasta acá.  Buscaremos seguir la línea de jugar por abajo con pelota al pie y que sea un lindo partido para la gente

-También han demostrado saber resistir cuando el rival los superó…

-(R) Y sí, con equipos complicados siempre el orden es fundamental. Si te desordenás, te vacunan rápudo. Ellos tienen un equipo con mucha experiencia, que saben jugar estos partidos. Nosotros tenemos esos jugadores, pero no en tanta cantidad.  Trataremos de hacer lo nuestro y que salga un partido lindo. Queremos jugar al fútbol.

-Con lo de la experiencia, ¿le estás tirando la presión a San Isidro?

– (R) (Risas) No, no… Nosotros tenemos lo nuestro pero ellos tienen un poco más de experiencia en estos partidos.

Vos sos del club y viviste buenos y malos momentos de la historia reciente de Banfield. ¿Es especial este partido?

-(R) Sí, muy especial. A mí me tocó de chico ver a grandes jugadores como Leonardo Serfaty, o en mi puesto a Mariano Candido, (Gustavo) Gatti y (Juan) Mujica, arqueros que marcaron un antes y un después en el club y que me dejaron cosas de chico. Pero así como me tocó ver eso, me tocó ver lo peor, que es entrenar con una pelota. Me tocó vivir de todo en el club y esto es una revancha personal, porque yo al club lo quiero mucho y quiero que termine lo más arriba posible.

-Juan, vos en San Isidro encontraste un buen ámbito para seguir tu carrera…

– (F) Seguro, es un club muy humilde. Yo siempre jugué en Boca, desde 2001 hasta 2006. Son clubes muy humildes. Como decía Mariano, me tocó entrenar con dos o tres pelotas, inventando conos. La verdad que este año me iba a dedicar sólo al trabajo, pero me llegó esta propuesta para seguir jugando y, con 31 años, ¿quién no quiere seguir jugando? Es un grupo de amigos y la verdad que los chicos que llegaron son unos fenómenos. Se armó un grupo muy humilde y vamos a ver si podemos seguir haciendo historia.

 


 

Comentarios