7° C
Clear
Clear

Banfield armó una fiesta inolvidable

El “Taladro” le ganó a San Isidro por 3 a 2 y se quedó con el Torneo Apertura. El equipo de David Mariscal fue superior y celebró en la cancha de San Lorenzo

Por LP

sábado 17 de septiembre, 2016

Banfield se sacó la espina de 2015 y se consagró campeón del Torneo Apertura del fútbol marplatense, al vencer  este sábado a San Isidro por 3 a 2 en la cancha de San Lorenzo.

El equipo de David Mariscal, que el año pasado se había quedado afuera en las semifinales del Apertura y del Clausura, se dio el gran gusto de volver a los primeros planos del fútbol de la ciudad. El premio para un equipo ordenado, con un gran arquero como Mariano Rando y con jugadores capaces de manejar los tiempos del juego como Juan Briones, Damián Riveira y Fernando Guiñazú. El “Taladro” expuso todas esas virtudes durante 80 minutos para superar a los dirigidos por Leonardo D’Urso, que echaron el resto en el tramo final y mantuvieron la incertidumbre hasta el pitazo de Marcelo Sanz.

Fue la tarde de gloria para Banfield, que armó una fiesta bajo un muy lindo marco, con más de 1200 personas en el “Juan Montoya”. Para San Isidrom, que terminó con 10 por la expulsión de Ignacio Chiappa en el cierre, quedó la sensación de tristeza, pese a haber coronado la mejor campaña en la historia del club.

Banfield fue superior en el juego durante gran parte del partido. De entrada, en su segunda llegada a fondo, se puso en ventaja.  A los 9’ Monges, disminuido por una dolencia, desbordó y envió un centro preciso para un cabezazo que Chiappa logró desviar parcialmente, pero Maxi Gómez la metió en contra en su intento por despekar.

Tras la ventaja, el elenco de Mariscal controló el juego y estuvo a punto de aumentar la cuenta, cuando Andrade se fue mano a mano con Chiappa a los 34’ pero definió desviado.

La diferencia, mínima, le daba vida a San Isidro, más lejos en el desarrollo que en el resultado. Y el “Celeste” aprovechó una pelota para igualar un minuto antes del descanso. Damboriana ejecutó y, tras un error de Rando, Jonatan Gamarra puso la cabeza para el 1 a 1.

Banfield se recuperó rápido del golpe. Apenas iniciado el complemento, en un tiro libre, Damián Riveira, excelso ejecutante, engañó a todos y pasó por arriba de la pelota para dar lugar al remate de Franco Montes, que dejó sin chances a Chiappa.

Cuando San Isidro intentó reaccionar, se topó con un Rando notable, que se redimió de su error con dos tapadas ante Maxi Gómez y Martín Gallego. Tras esas dos intervenciones de su arquero, Banfield manejó la pelota y amplió la ventaja con un penal muy bien ejecutado por Sosa a los 18’.

Banfield intentó manejar el balón con el ingreso de Guiñazú. Sin embargo, San Isidro apretó y Maxi Gómez descontó a los 36’. No obstante, pese a la incertidumbre del cierre, el “Taladro” aguantó con sufrimiento y se consagró como el mejor del primer torneo del año.

 


 

Comentarios