16° C
Clear
Clear

Fútbol local: San Isidro y Banfield, por la gloria

El “Celeste” buscará el primer título de su historia, mientras que el “Taladro” intentará rememorar sus gestas de comienzos de siglo. La final, este sábado a las 14 en San Lorenzo

Por LP

sábado 17 de septiembre, 2016

San Isidro y Banfield disputarán este sábado la final del Torneo Apertura del fútbol local. La definición se iniciará a las 14 en la cancha de San Lorenzo, con el arbitraje de Marcelo Sanz. Será el corolario de un torneo marcado por las suspensiones por mal tiempo y por la paridad en playoffs.

Para San Isidro, un equipo con muchos jugadores experimentados (Juan Fittipaldi, Pablo Damboriana, Maximiliano Gómez, Nicolás Alessandrini y Martín Gallego, entre otros) bajo el mando de Leonardo D’Urso, será la oportunidad de consagrarse por primera vez en la historia. Con el mismo entrenador, protagonizó una gran campaña en 2009, pero ni siquiera tuvo la chance de ingresar a playoffs. Este equipo brilla menos que aquel que tenía entre sus filas a Fernando Navas y a Martín Ruiz, pero se ha cobrado mística en los duelos de eliminación directa, con un triunfo “de guapo” ante Quilmes, con otra victoria dramática ante Independiente y con un triunfo sobre la hora ante Nación.

Por su parte, Banfield cuenta con referentes como Mariano Rando, Juan Ignacio Briones y Leandro Monges, aunque su plantel no cuenta con la experiencia de su rival. El orden, la capacidad de resistir en los momentos adversos, la pegada de Damián Riveira y las atajadas de Rando en los penales son los principales argumentos del equipo de David Mariscal para estar en la final. El año pasado, con un mayor caudal futbolístico, se quedó dos veces en semifinales. En playoffs, le arrebató la ventaja deportiva a Once Unidos en un partidazo (4-3), y luego, por penales, bajó a un candidato como Kimberley y eliminó a un durísimo Alvarado.

Se espera una final cerrada, con dos equipos acostumbrados a no regalar nada en playoffs y que han entendido los momentos de los partidos. El pronóstico, como durante todos estos playoffs, es más incierto que nunca.

Comentarios