21° C
Clear
Clear

Cavaco: “El clásico nos dolió, pero ya dimos vuelta la página”

El experimentado alero de Quilmes reconoció que la derrota ante Peñarol le molestó mucho al plantel, pero que señaló ya piensa en el duelo de este martes ante Hispano Americano

Por LP

lunes 26 de septiembre, 2016

Diego Cavaco es una de las voces de la experiencia en Quilmes. Volvió para retirarse en el club que lo lanzó a la Liga Nacional de Básquet y, en el último tramo de su carrera, entiende hasta qué punto hay que lamentar una derrota, por más dura que sea. Por eso, tras la amplia caída del último viernes en el clásico ante Peñarol, el alero reconoció que la competencia no da demasiado tiempo para lamentos. Y qué, pese a la herida que causó el traspié, el plantel ya se enfoca en el duelo de este martes a las 21 ante Hispano Americano de Río Gallegos en el Polideportivo.

“Ya dimos vuelta la página. Nos molestó y nos dolió muchísimo perder el clásico de esa manera. Pero la Liga es muy vertiginosa y no podés lamentarte mucho cuando perdés ni festejar demasiado cuando ganás”, expresó Cavaco, surgido en Kimberley, en diálogo con El Marplatense.

Al momento de analizar el clásico, Cavaco dejó en claro que, en su opinión, “no hay 30 puntos de diferencia, tampoco hay 20. Tuvimos un partido con porcentajes muy bajos, aunque creo que todo pasó por la defensa. No podemos permitir que nos metan 95 puntos. Eso fue lo que hablamos en el vestuario. De todos modos, nos falta mucho tiempo de trabajo porque somos un plantel nuevo”.

-¿Fue mérito de Peñarol o una mala ejecución defensiva de Quilmes?

-La ejecución defensiva nuestra no fue buena. Por momentos no hicimos las cosas bien en defensa y eso te saca del juego. Cuando te meten muchos puntos y vos no convertís, empezás a apartarte de las reglas que tenías que cumplir. Creo que gran parte del partido fue de Peñarol, que tuvo una efectividad increíble en los tiros de 3 puntos.

-En el armado del plantel sorprendió que no haya un pivote natural. ¿Coincidís con esa visión?

-Yo en el armado del plantel no me puedo meter, pero creo que tanto Basualdo como  Eslava son pivotes definidos. Quizás no sean tan grandes o tan fuertes, son más livianos. Pero al no tener jugadores “ganapartidos”, dependemos de todos. Todos tenemos que defender y correr y ellos, al ser livianos, nos pueden ayudar mucho en ese aspecto.

-Cuando te fuiste de Quilmes, el equipo estaba acostumbrado a pelear más arriba. Ahora te toca bancar una situación en la que habrá que pelearla un poco más…

-Sí, pero estoy feliz de estar acá, asumiendo lo que venga. Estoy donde quiero estar. Cuando me fui, el equipo jugaba semifinales y estaba siempre ahí. Ahora me toca sumar de donde sea. Es cierto que el debut no fue el deseado, pero la gente estuvo increíble. Íbamos perdiendo por 30 puntos y nos alentaron siempre. Eso hizo que no bajáramos la intensidad.

 


 

Comentarios