7° C
Partly Cloudy
Partly Cloudy

Vecinos del Puerto denuncian falta de respuestas del Ejecutivo

Así lo manifestó a El Marplatense, el referente de la Sociedad de Fomento del Barrio Puerto, Xavier Marcone.

Por Redaccion

miércoles 28 de septiembre, 2016

“No nos pudimos reunir con el intendente ni con el Secretario de Gobierno porque dicen que no tienen tiempo en la agenda”, manifestó a El Marplatense el referente de la Sociedad de Fomento del Barrio Puerto, Xavier Marcone, quien se refirió también a las distintas problemáticas que afectan a la asociación vecinal que dirige.

“El gran problema que tenemos nosotros es la ausencia de control de tránsito. Tránsito no viene, ahora están intentando instalar un destacamento. Nosotros donamos en 2008 a la Municipalidad 12 motos nuevas, totalmente equipadas, para ese lugar. No sabemos dónde están y teóricamente ellos ya se van instalar”, expresó.

Asimismo, teniendo en cuenta que es moneda corriente los problemas en el estado de algunas calles, Marcone consideró que en cuanto a servicios no se detectan graves falencias salvo casos particulares: “Sólo falta asfaltar la calle Posadas, entre Solís y Juan B. Justo, que es una promesa de hace mil años que nunca se cumple”.

En este marco, el referente de la Asociación Vecinal Puerto, si bien destacó el contacto con el Director de Asuntos de la Comunidad, Marcelo Carrara, para atender los reclamos pertinentes, manifestó a este medio que nunca fue recibido por Arroyo ni Alejandro Vicente. “Teníamos prevista reuniones con el Intendente y el Secretario de Gobierno para el mes de diciembre del año pasado, pero nunca se concretaron. Lleva 10 meses desde que la hemos pedido”, dijo, y agregó: “Dicen que no tienen tiempo en la agenda. Pero siempre somos los últimos, y todavía no nos dan solución”

Por otra parte, Xavier Marcone se refirió a la deuda que mantiene el Municipio con la Sociedad de Fomento, la cual se extiende desde la anterior administración municipal: “Nuestra entidad mantuvo durante 7 años Plaza Italia, y en el mes de octubre del año pasado tuvimos que dejarlo porque la Municipalidad nos debe hasta hoy 150 mil pesos de los convenios. Hoy todo ese espacio está destruido y pintado, se llevaron los atriles, los equipos de sonido, las luces, los cables. A nosotros eso nos costó una vida de trabajo y hoy es una Villa. Realmente es muy triste”.

 


 

 

Comentarios