Anuncian mejoras de seguridad para el Centro Cerrado de Batán

El responsable del Fuero Penal Juvenil, Marcelo Yañez Urrutia, brindó detalles a El Marplatense sobre los avances en materia de seguridad para el instituto.

Por Redacción

miércoles 5 de octubre, 2016

Tras la realización de la audiencia que tuvo lugar el pasado viernes, en el marco del habeas corpus presentado en 2010 sobre la presente situación que atraviesa el Centro Cerrado de Batán, se prevén nuevas mejoras de seguridad en el instituto donde se encuentran alojados menores en conflicto con la ley penal.

“Principalmente se pudo avanzar en que no haya un ‘sobrecupo’ respecto de los jóvenes que ingresan de la ciudad al instituto. Hay que recordar que es un cupo para 24 personas, y hasta la fecha se viene controlando bien esto”, afirmó a El Marplatense el responsable del Fuero Penal Juvenil, Marcelo Yañez Urrutia.

En líneas generales, el fiscal consideró que se ha avanzado en lo que hace a la seguridad del lugar, ya que se han incorporado nuevas cámaras de seguridad y se ha invertido en handies para el personal que trabaja en el Centro. “También se lograron avances con los cursos de capacitación. Se ha abierto un curso de carpintería y de huerta”, agregó.

Sin embargo, Yañez Urrutia recalcó la “importancia” de las garitas para el instituto, que hasta el momento se han visto postergadas: “En cuanto a la construcción de garitas, que en la audiencia se manifestó que había avances sobre este tema, se tuvo que cerrar porque la verdadera ley que tenía que aplicarse era la de Obras Públicas, por lo cual va a haber que abrir un nuevo expediente”

Asimismo, el fiscal se refirió a la reforma edilicia del muro perimetral y, en este sentido, explicó que “profesionales en la materia manifestaron que el paredón no resiste más material de construcción, por lo que se planea realizar un vallado de metal y eso evitaría el escalamiento”.

Por otra parte, al referirse a la capacidad de reinserción que brinda el Centro Cerrado de Batán, Marcelo Yañez Urrutia, consideró: “En algunos casos hemos tenido buenos cambios en menores de edad y podemos decir que ya se están resocializando. Y en otros casos, podríamos decir que no se ha trabajado bien. Es un 50 y 50″, graficó, y agregó: “Es necesario estar más encima del joven y de la familia”.

 


 

Comentarios