Consideran necesaria la instalación de cámaras en la cárcel de Batán

Lo planteó el fiscal general, Fabián Fernández Garello, quien cree “importante” el control visual sobre la actuación del Servicio Penitenciario y de los propios internos.

Por Redacción

sábado 8 de octubre, 2016

A raíz de la publicación de una imagen que muestra la precaria situación que afronta a diario un interno de la Cárcel de Batán y de sus posteriores repercusiones, el fiscal general Fabián Fernández Garello, analizó el panorama penitenciario en esa dependencia, pero comparándola con otros establecimientos en la Provincia.

Tras observar la foto que refleja cómo un detenido hace meses que está con un hueso fracturado y sin asistencia, dijo El Marplatense: “No es una cuestión que sólo afecta a la Cárcel de Batán. En los últimos años, todo el Servicio Penitenciario Bonaerense ha recibido mucha gente en condición de prevenido o a cumplir condena, sin que tengan una suficiente atención”.

Al respecto, consideró necesario la instalación de cámaras de seguridad en la Cárcel de Batán con el fin de controlar la labor del Servicio Penitenciario bonaerense y de los propios internos: “Lo que urge es la necesidad de colocar una suficiente cantidad de cámaras para que todo lo que sean ductos o lugares comunes se pueda acceder mediante imágenes. A veces que multiplicar personal, que no digo que no haga falta, los mismos miembros del Servicio Penitenciario indican que con un buen servicio de cámaras podría haber una mejor vigilancia”.

“Son ductos interminables, con pasillos que carecen de calefacción y vidrios rotos. Con un buen sistema de cámaras evitaría actos de vandalismo y otras situaciones conflictivas”, agregó.

Hay que controlar a los internos y al personal penitenciario que no cumplan con sus funciones”, indicó aunque aclaró: “Controlar una cárcel por fuera no es un tema simple”. “Sería una buena solución para que se generen buenas conductas”, continuó Garello.

Para el fiscal general, “el traslado permanente de internos complica la situación, es un tema que lleva ya mucho tiempo” y remarcó la importancia de “planificar estrategias y políticas para que este tipo de cárceles tenga otro tipo de comodidades y controles”.

En tanto, realizó críticas a la falta de apoyo estatal: “Hubo una multiplicación importante de cantidad de gente alojada en el Servicio Penitenciario. Esto que es materia federal, nunca recibió fondos del Estado nacional, que se había comprometido, para alojar a estos internos en cárceles federales o en otras dependencias”.

Hemos tenido problemas de alimentos, de falta de suministro de medicamentos, las condiciones de alojamiento distan de ser las mejores y, por otra parte, son escasas las posibilidades de brindar asistencia en la problemática de las adicciones, con una importante cantidad de internos que sufren el consumo de droga”, aseveró.

El fiscal señaló que al interno “hay que recuperarlo para la sociedad, con la enseñanza de oficios y capacitaciones que, no digo que no se den, pero en el contexto de la cantidad de internos, hace muy difícil cumplimentar estos fines”.

 


 

Comentarios