Juan Tapia: “Que la comunidad vea lo que son las cárceles”

El juez de Garantías se refirió a su publicación en Facebook, en la que reflejó el estado de abandono de un recluso que tenía un hueso salido del cuerpo

Por Redacción

sábado 8 de octubre, 2016

Tras publicar en su cuenta de Facebook una impactante imagen de un recluso en estado de abandono, con un hueso salido de su cuerpo y con apenas el recurso de una venda para las curaciones, el juez de Garantías Juan Tapia profundizó sobre su publicación en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata. Tapia señaló que “me parece importante exhibir esas imágenes para que la comunidad vea lo que son las cárceles. A veces hay muchos informes escritos, diagnósticos y relevamientos, pero una imagen tiene mucha potencia visual”.

En esa línea, Tapia agregó: “Me pareció importante trasladar a la comunidad este debate de qué cárceles queremos. Es un debate que repercute sobre el Estado de derecho y el cumplimiento de normas por parte de nuestro Estado, pero también repercute sobre la cuestión de seguridad. En la medida en que una persona ingresa a un espacio carcelario y eventualmente se resocializa o no, va a tener más alternativas de la comisión de delitos. Por eso me parecía importante la publicación para concientizar a la comunidad sobre cómo están hoy nuestras cárceles”.

Al momento de analizar las condiciones de los reclusos, Tapia indicó que “ese caso en particular es muy grosero y evidente, porque una persona esta con un hueso fuera de su piel hace dos meses, con riesgo de infección y virus en un lugar donde hay roedores, cucarachas y muchos focos infecciosos. El problema sanitario no es aislado, abarca a gran parte de la población penitenciaria”.

Sobre las cuestiones inherentes a estar preso, Tapia contrapuso la parte teórica con la realidad.  “Desde la teoría, un recluso está sometido a un régimen de pena para resocializar a un interno. Desde la práctica, muchas veces la cárcel es una pena de muerte por azar, sobre todo si se tiene en cuenta que, en la provincia de Buenos Aires, cada tres días muere un recluso. Un recluso que muchas veces es inocente porque está esperando su juicio”, remarcó.

Asimismo, Tapia puntualizó sobre la dura situación de las cárceles bonaerenses y, en especial, del Servicio Penitenciario de Batán. “Representa un hábitat con hacinamiento, con un espacio que no es el adecuado en términos de ventilación, el espacio de metros cuadrados por detenido, la ausencia de elementos básicos de higiene y la presencia de cables que genera que muchas veces que un detenido muera electrocutado. Hay roedores, que multiplican el hantavirus, hay situaciones de tuberculosis…. En definitiva, algo muy lejano a los tratados internacionales suscriptos por nuestro país”, explicó.

Por último, Tapia recordó que el incremento de la población en las cárceles genera múltiples conflictos.  “La población penitenciaria en la provincia de Buenos Aires se ha duplicado en los últimos años. Pasó de 20 mil internos a 40 mil y eso genera hacinamiento y multiplica situaciones de violencia”, explicó.

 


Comentarios