Juegos Bonaerenses: “Se le dio un mayor impulso al deporte escolar”

El director coordinador del Emder, Diego Grimaldi, expresó su orgullo por el primer puesto de General Pueyrredon en los Juegos Bonaerenses y analizó las causas del éxito

Por Redacción

sábado 8 de octubre, 2016

General Pueyrredon cerró una participación excelente en los Juegos Bonaerenses, con un histórico primer puesto, algo que no conseguía desde hace más de 12 años.  El partido logró 26 medallas de oro, 19 de plata y 7 de bronce, para finalizar con 52 preseas y superar a La Matanza.

Al momento de analizar las causas de semejante logro, el director coordinador del Emder, Diego Grimaldi, explicó que, entre otros motivos, fue clave el impulso que se le dio al deporte escolar. “Desde que asumimos en diciembre le dimos un vuelco a los intercolegiales y se le dio un impulso mayor al deporte escolar”, expresó orgulloso.

A su vez, en diálogo con El Marplatense, Grimaldi resaltó la especificidad al momento de elegir a los responsables de cada deporte. “Se buscaron docentes capacitados en cada área. Tratamos de ver en qué se especializaba cada docente y lo ubicamos en su área correspondiente”, señaló.

“Tuvimos muchos triunfos en el voley, que hacía tiempo que no ganaba. Después, hubo otras medallas más previsibles, como las gimnastas del club Quilmes, que sabemos que son una potencia”, explicó Grimaldi, quien recordó que General Pueyrredon ya había registrado buenos resultados en la etapa regional. “Tuvimos más de 300 finalistas, sumados los chicos de las federaciones”, puntualizó.

Por último, Grimaldi resaltó “el trabajo en conjunto con la provincia” para organizar las finales y se mostró esperanzado en sostener la buena producción en los Juegos Evita.

“Estos juegos han sido maravillosos”

“Para nosotros fue un juego excelente, fue un juego de orden”, analizó Ramiro Ramiro Gimenez, subsecretario de Deportes de la Provincia de Buenos Aires en diálogo con el “Polideportivo Mitre” por Radio Mitre Mar del Plata, conducido por Ernesto “Bocha” Gallardo y destacó la “prolijidad del juego”.

“Uno de los primeros trabajos con el equipo, fue recuperar la llama del deporte. Estos juegos han sido maravillosos. Han sido espectaculares”, agregó.

De acuerdo con el funcionario, “lo que más nos preocupó es que los chicos la pasen bien y que haya mucha competencia. Más allá de fiestas inaugurales o de de cierre, lo más importante es que los chicos entren en el sistema de la sana competencia y el juego limpio”.

En este sentido, remarcó la importancia que “se respire deporte” y “que se viva cada una de las clínicas. Tuvimos la suerte que vinieron deportistas olímpicos a dar charlas y a estar con los chicos, hemos tenido almuerzos y meriendas con deportistas de alto nivel y en las entregas de medallas”. Además, consideró que “el espíritu que tenemos nosotros es, no el gran espectáculo con miles de personas saltando, sino puntualmente que se respire lo más básico de los valores del deporte”.

Por otra parte, Giménez señaló que “en una ciudad como Mar del Plata, con tantos atractivos, no hubo mucha delegación dando vueltas sin saber que tenían que hacer. Fue muy direccionado. Estuvo todo muy ordenando, y eso es un poco el primer paso que nosotros queríamos dar”.

“El equipo mío viene trabajando ya hace 10 años juntos, manejamos los Juegos Evita, y durante cuatro años, los Juegos de la Ciudad de Buenos Aires. Cuando la gobernadora nos convocó para manejar el Deporte de la Provincia de Buenos Aires para nosotros fue muy importante”, afirmó el funcionario y considero que “el equipo de la Provincia de Buenos Aires de Deporte es de primer nivel”.

Al analizar el desarrollo del encuentro, Gimenez también dijo que “estoy extremadamente orgullos del equipo que comando”. “Hemos tenido cero problemas. Han sido uno de los juegos con menos chicos lastimados y no hubo violencia”, completó.

 


 

Comentarios