El nuevo jefe de Drogas Ilícitas se reunió con Arroyo

Gustavo Adrián Berdini, que prestaba servicios en Bahía Blanca, señaló que “la droga es un problema social y hay que tratarla como tal”. También estuvo presente el jefe de la Superintendencia Atlántica, comisario general Darío Torres.

Por Redacción

jueves 13 de octubre, 2016

El nuevo jefe de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de Mar del Plata, comisario inspector Gustavo Adrián Berdini, luego de su reciente paso por Bahía Blanca, y el jefe de la Superintendencia Atlántica, comisario general Darío Torres, se reunieron con el intendente Carlos Fernando Arroyo, y analizaron la situación de Mar del Plata.

“Fue propuesto por el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires y la intención es tratar de optimizar las investigaciones que tienen que ver con el área de drogas”, señaló Torres.

Por su parte, Berdini explicó que “fue un encuentro para conocernos con el intendente. Me manifestó la problemática de Mar del Plata que no es muy distinta a la de otras localidades, con el agravante de ser una ciudad mucho más grande”.

Seguido, explicó que “busco aportar mi experiencia de haber estado en lugares como Dolores, Azul y Bahía Blanca, en beneficio de la comunidad”. “Con Torres hemos trabajado juntos en la Delegación de Investigaciones de Bahía Blanca”, agregó.

El Superintendente de la Zona Atlántica remarcó que “Mar del Plata no escapa a la problemática de toda la provincia”.

Además, detalló que “en cuanto al tema de las entraderas, a mitad del año pasado, antes de que se cree la Fiscalía Temática, estábamos con 70 entraderas por mes. Hoy, hay aproximadamente 30. No es poco, hay que valorizar que a partir de un grupo que se formó en la DDI y que trabaja con el fiscal Mariano Moyano, se han logrado varias detenciones de bandas organizadas. Hay 80 detenidos que no van a recuperar la libertad por un tiempo”.

“Siempre hay que ir optimizando la prevención y estar atento a los nuevos delitos que van mutando”, afirmó Berdini y resaltó que “la droga es un problema social y hay que tratarla como tal. Pero no nos olvidemos que la droga es un objeto y que hay un sujeto que la consume, y que también es un problema del cual ocuparse. La oferta y la demanda son importantes”.

 


 

Comentarios