Peñarol y Leiva: del odio al amor eterno

Después de 9 años, el “Titán” volvió a ser rival de Peñarol este miércoles en el Polideportivo. La hinchada “Milrayitas” lo ovacionó y el pivote dejó un emotivo mensaje en Facebook

Por Redacción

jueves 13 de octubre, 2016

El último miércoles por la noche, Martín Leiva volvió a ser rival de Peñarol. Con la camiseta de Obras Sanitarias, el pivote se paró en la vereda de enfrente en el Polideportivo. Ya sin Leonardo Gutiérrez como aliado de las grandes gestas. Pero con el amor intacto del público “Milrayitas”, que le brindó varias ovaciones como tributo a un gladiador de batallas inolvidables.

La última vez que Martín Leiva había enfrentado a Peñarol había sido el 29 de mayo del 2007, en la recordada final de la temporada 2006/07, cuando Boca derrotó 4 a 2 en la serie decisiva a aquel recordado equipo de Carlos Romano. Aquellos playoffs registraron un feroz enfrentamiento entre el interno de 2,10 metros y la hinchada “Milrayitas”. Parecía imposible que el destino los uniera.

Sergio Hernández, el “gancho” ideal

“Si está libre Leiva, fíchalo”. En la previa de la temporada 2009/10, Peñarol buscaba un extranjero para reemplazar a Román González tras la final perdida ante Atenas. Caída la opción del estadounidense Derrick Alston, Sergio Hernández no dudó y le pidió a Domingo Robles que contrate a Leiva, que estaba sin equipo tras su paso por España. “Oveja”, que ya había sido campeón con el pivote en Boca, valoraba la capacidad defensiva, la valentía y el liderazgo del pivote.

Los resultados positivos hicieron que la convivencia sea posible. De a poco, el público de Peñarol empezó a valorar a Leiva. Por su entrega y por su crecimiento ofensivo, que lo llevó a transformarse en el pivote nacional más determinante de la competencia durante los años siguientes. El “Flaco” pasó a ser el “Titán”. Y con la camiseta “Milrayitas” consiguió cuatro títulos de Liga Nacional, una Liga de las Américas, una Copa Argentina, dos Torneos Interligas y tres torneos Súper 8.

“Gracias Martín Leiva por seis años de gloria”, reza la plaqueta que le entregó la dirigencia de Peñarol el último miércoles.  El “Titán” no perdonó en la cancha (su equipo ganó y se despachó con 9 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias) pero agradeció con un emotivo mensaje en Facebook.  “Quiero agradecer a cada uno de los Milrayitas por la gran alegría que me dieron hoy en el Poli, son por lejos la mejor hinchada, la más motivadora de la Liga Nacional. Los llevo en el corazón. Gracias a los dirigentes por el reconocimiento también, cada uno sabe el aprecio que les tengo. Son pocas las palabras pero mucho el sentimiento. Gracias Peñarol”.

 


 

Comentarios