16° C
Partly Cloudy
Partly Cloudy

Cumplen un año las usurpaciones en Belisario Roldan y El Martillo

Son viviendas que correspondían al traslado de la Villa de Paso. Algunas de ellas estaban en etapa de construcción. No hay novedades en la justicia ante esta situación.

Por Redacción

martes 18 de octubre, 2016

La finalización del traslado de la Villa de Paso sigue siendo una incógnita. Sin noticias sobre fondos que concluyan con el histórico plan de viviendas, ahora el problema muta. Hace un año que unas 40 casas están usurpadas por un grupo de personas en Belisario Roldán y Martillo.

Si bien se llevaron a cabo denuncias e inicialmente se realizaron ciertos avances, hace meses que no hay ningún avance con respecto a la culminación de las obras ni a la posibilidad de desalojar a quienes ocupan ilegalmente esos terrenos.

En diálogo con El Marplatense, César Trujillo, titular local de la UOCRA (a cargo de la construcción de esas viviendas, dijo: “Se han construido 480 viviendas y en la última etapa de las obras, se usurparon las viviendas cerca de noviembre. Han sido tomadas e hicimos la denuncia correspondiente en la fiscalía y no se hizo nada”. A su vez, recalcó que “en las últimas audiencias, el Municipio no se presentó y está todo mal. La fiscalía no avanzó en nada”.

“En Belisario Roldán están tomadas 16 viviendas ya para entregar, ni se han movido para resolver esto, no lo entiendo. Hay 24 viviendas que se estaban construyendo en El Martillo y 12 terminadas. Ocurre lo mismo, se metieron en las casas y no quieren salir”, contó el dirigente.

“Hemos ido a la justicia y la Municipalidad es parte de esto porque ellos lo censaron y las tierras son de la comuna”, destacó el sindicalista, quien aclaró: “No podemos hacer nada, es un tema judicial”.

Según Trujillo, “la empresa que estaba haciendo los trabajos se tuvo que retirar”. “Realizaron la denuncia porque los sacaron de mala manera a los trabajadores por lo que tuvieron que cobrar sus liquidaciones de haberes y terminar con su trabajo”.

“La pasaron muy mal los serenos”, puntualizó acerca de la reacción de los ocupantes en impedir cualquier tipo de obra en el lugar.

“Es una cosa de locos, la fiscalía ya tiene todo y la policía también. Nos han tomado declaración y no se avanzó, cómo que no pasó nada”, subrayó y agregó: “Si lo van a dejar, esto va a crecer, es un desastre. Nadie estuvo a la altura de las circunstancias. No les importa la gente que tenía otorgada su vivienda. Nadie le dio bola, estamos muy preocupados”.

“Si yo voy a tomar una casa, me meten preso y está bien porque es una propiedad privada. No se toma con seriedad, son fondos del Estado para este programa. Está bien que pidan viviendas, pero esas viviendas tenían nombre y apellido”, sentenció el titular de la UOCRA en Mar del Plata.

 


Comentarios